21 de enero 2021 | 7:44 am

Las solicitudes iniciales de seguro por desempleo en Estados Unidos se redujeron ligeramente en la semana que concluyó el 16 de enero, reportó este jueves el Departamento de Trabajo de ese país.

El número de solicitudes fue de 900,000, menor en 26,000 registradas en la semana previa.

El dato fue mejor al esperado por Wall Street, que pronosticó que sería de 925,000 personas solicitando estas ayudas.

Con las solicitudes cercanas al millón, el panorama del mercado laboral luce complejo.

“El COVID no ha cedido, y todavía está creando enormes cantidades de caos económicos”, dijo a The Wall Street Journal, AnnElizabeth Konkel, economista del sitio web de empleos Indeed.

En la primera semana del año se produjo un aumento de inscripciones a estos subsidios, principalmente porque el derecho de los trabajadores a pedirlas fue prolongado, lo cual permitió a muchas personas cuyos beneficios caducaban, volver a inscribirse.

Esa misma semana, poco más de cinco millones de personas recibían estos subsidios, 127,000 menos que la semana anterior, pero en total son 16 millones de trabajadores que reciben algún beneficio por desempleo, una cifra que podría aumentar. 

El gobierno también reportó 423,734 nuevas inscripciones al programa de Asistencia al Desempleo en Pandemia, que beneficia a trabajadores autónomos que habitualmente no pueden recibir subsidios por desempleo. El dato muestra una duplicación sobre la semana anterior considerada, luego de una breve interrupción del programa por desacuerdos políticos en Washington. 

“Los despidos avanzan a un ritmo acelerado, reflejando el impacto de las medidas de contención” de la pandemia de coronavirus, explicó Rubeela Farooqi, de High Frequency Economics, en un análisis.

“Es probable que las condiciones no mejoren hasta que las infecciones puedan controlarse, y la economía pueda reabrir”, agregó.

Con información de AFP