fbpx
Energía

10 de septiembre 2019 | 5:00 am

La Secretaría de Energía fue una de las dependencias más beneficiadas en el PPEF 2020, donde se prevé que su gasto programable sea de 48,507 millones de pesos frente a los 27,229 millones; de este total, el 85% de esto estaría destinado a la construcción de la refinería de Dos Bocas, a través de Pemex Transformación Industrial.

El Análisis Funcional Programático Económico del ramo de Energía revela que 46,256 millones serán operados por la Subsecretaría de Hidrocarburos y se destinarán a “Otros Gastos de inversión”, de los cuáles Pemex Transformación Industrial –entidad encargada de la construcción de Dos Bocas– recibiría hasta 41,256 millones.

El aumento a los fondos de Sener se explica porque será la dependencia la encargada de ejercer el presupuesto para el proyecto de la nueva refinería de Dos Bocas. Los recursos van a bajar de Sener a PTI, y los proyectos de rehabilitación de las seis refinerías restantes los manejará Petróleos Mexicanos

Arturo Carranza, analista del sector energético

De acuerdo con los Criterios Generales de Política Económica, el total de la inversión en Dos Bocas para 2020 será de 41,300 millones de pesos, ligeramente por debajo de los 50,000 millones que la administración había prometido para los primeros dos años.

Para 2019, la inversión en Dos Bocas proveniente de Sener fue de sólo 25,000 millones de pesos, aunque la administración ha mencionado en múltiples ocasiones que la inversión total sí fue de 50,000 millones.

Otros proyectos de infraestructura parecen olvidados en el PPEF, como el programa de siete acciones para garantizar el abasto de gas en el sur-sureste del país. El proyecto fue hecho público por Cenagas, que este año recibirá sólo 25,909 millones, de los cuales 24,133 millones están destinados a gastos operativos. Esto deja al Centro con sólo 812 millones para inversión física en bienes muebles e inmuebles y 753 millones para inversión en obra pública.

La Comisión Federal de Electricidad tampoco tiene muchos fondos disponible para asistir al programa: de los 456,437 millones asignados al gasto programable, la mayoría será utilizada en conceptos de combustibles y generación de energía. Los proyectos de infraestructura económica de electricidad sólo tienen asignados 3,084 millones para transmisión y 4,000 millones para distribución.

CFE también tiene 17,362 millones destinados a Proyectos de Inversión de Infraestructura Productiva con Registro Diferido en el Gasto Público (Pidiregas), pero su director Manuel Bartlett ha dicho en diversas entrevistas que estos fondos se utilizarán principalmente en generación, por lo que tampoco podrían ser utilizados para los ductos pendientes en el sureste, ni para las líneas de Baja California y Cuernavaca, cuyas licitaciones fueron canceladas a principios de este año.

El resto de los proyectos se van a ir desarrollando, pero no con la premura que el Gobierno está impulsando para desarrollar Dos Bocas. Es cierto que hay un portafolio que se debe desarrollar, pero hay que recordar cuál es el proyecto emblema de esta administración, al que el mismo Presidente ha comprometido una inversión de 164,000 millones de pesos

Arturo Carranza, analista del sector energético

Finalmente, la Subsecretaría de Hidrocarburos de Sener todavía tiene 5,000 millones de pesos en recursos etiquetados como “otros gastos de inversión” que aún no han sido asignados, los que podrían servir para financiar alguno de los proyectos pendientes o terminar también dentro del presupuesto asignado a Dos Bocas.