regreso a clases inflacion lista de utiles

18 de agosto 2022 | 5:00 am

Advertisement

La inflación no termina de dar tregua en los bolsillos de las familias mexicanas, pues ahora deberán desafiar el regreso a clases con aumentos en los precios de los útiles escolares que se encuentran en niveles no vistos en lo que va de este siglo.

Si bien la inflación general del país es de 8.15%, algunos productos de la lista escolar superan este nivel, lo que sin duda presionará más las finanzas de los hogares con el regreso de más de 23 millones de estudiantes a los salones de clases.

Por ejemplo, los cuadernos y carpetas se encuentran entre los productos que más se han encarecido; hasta julio tuvieron una inflación de 13.97% anual, la más elevada desde marzo de 1997, de acuerdo con información del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

Inflacion cuadernos

 

Este gasto aumenta cada año, ya que los estudiantes entre más avanzan de grado se les piden más útiles, dice Susana Salgado, madre de un niño que está por iniciar el 5to año de primaria.

El año pasado las libretas más caras costaban 40 pesos y ahora están en 58 pesos. El ciclo pasado usaban una libreta para varias materias y en esta ocasión separaron las materias y tuvimos que comprar más

precisó Susana.

También, por encima de la inflación general en las plumas y lápices se observa una mayor presión en aumento de precios, con una tasa de 9.07%, nivel que no se registraba desde febrero de 2017.

Para aliviar este gasto, las familias optarán por reutilizar tanto cuadernos como lápices y plumas y comprar solo lo necesario tal como los uniformes, zapatos y tenis, productos que implican un mayor costo.

Inflación en lápices

Al inicio de la pandemia, las escuelas no pidieron los uniformes, pero ahora con clases presenciales será un gasto necesario que choca con el alza de precios.

Este año lo sentí más ‘pesado’ en precios porque compré todo nuevo; en los dos años de la pandemia no llevaron uniforme, pero ahora será presencial y tuve que comprar porque ya no le quedaban los anteriores

añadió Susana Salgado.

Un sobresalto económico

Este panorama significa para las familias un “sobresalto económico”, por lo que una alternativa es cambiar algunos hábitos de consumo de productos que pueden ser sustituibles, dijo en entrevista, el presidente de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC), Cuauhtémoc Rivera.

Ha sido un tema que siempre ha generado una presión, un sobresalto económico, vienen de las vacaciones, de tener a los niños en la casa y algunos padres tuvieron que llevarlos a pasear y en este contexto de alta inflación es un momento más duro

planteó Rivera.

Datos de la ANPEC muestran que surtir los útiles y uniformes puede implicar un gasto de mínimo 3,500 pesos en la zona norte del país.

Libros, con menor presión inflacionaria

El regreso a las aulas también implica el gasto en libros y aunque en su mayoría son otorgados por la Secretaría de Educación Pública (SEP) de manera gratuita, en la secundaria se suele pedir a los estudiantes algunos que deben comprar.

Aunque la inflación en libros no está por encima del nivel general, se ubica en sus niveles más altos desde 2010; con una tasa de 6.02% en julio y ligó dos meses acelerándose.

Inflación en libros

 

Con menor presión en alza de precios, los libros de texto tienen una inflación de 4.82%, nivel que se ha mantenido a lo largo de este año.

Inflación en libros de texto

Escuelas privadas a contracorriente

Las escuelas privadas también enfrentan un entorno complejo. Luego del impacto por la pandemia, muchos padres de familia optaron por dar de baja a sus hijos, por lo que ahora marchan a contracorriente y buscan aumentar su matrícula.

Por ejemplo, la inflación en servicios escolares a nivel preescolar fue de 2.84% anual en julio; en la primaria, 2.57%, y en la secundaria, 2.05%, muestran datos del Inegi.

El hecho de que estas escuelas muestren una baja inflación es porque algunas se vieron obligadas a bajar sus cuotas y recuperar su matrícula de estudiantes, dijo el presidente de la ANPEC.

El mercado se contrajo, la factura educativa por el COVID es impresionante. Muchos de los colegios no resistieron la caída y cerraron

sostuvo Rivera.

Advertisement