15 de junio 2021 | 1:57 pm

La reforma fiscal que están preparando la Secretaría de Hacienda y el Servicio de Administración Tributaria (SAT) es insuficiente para reactivar la inversión y por tanto, la recuperación económica del país, que en 2020 tocó su peor nivel desde 1932, comentaron integrantes del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF). 

 

Vemos de manera positiva los anuncios del SAT, pero no es suficiente para promover una reactivación sólida de la inversión; necesitamos medidas más contundentes

dijo en conferencia de prensa virtual, el presidente del IMEF, Ángel García-Lascurain. 

 

La jefa del SAT, Raquel Buenrostro adelantó que la reforma fiscal que se incluya en el Paquete Económico 2022 se basará en dos aspectos: brindar facilidades administrativas y digitales a los contribuyentes, y otorgar certeza jurídica sobre lo que deben pagar los causantes. 

En general, el hecho de que no se contempla elevar ni crear impuestos es un mensaje positivo, así como el hecho de que el cobro de impuestos no se recargue más sobre una parte de la población, pero el sistema fiscal sí requiere cambios estructurales, comentó el presidente del IMEF. 

De hecho, adelantó que el IMEF también está preparando una iniciativa de reforma fiscal que sería más profunda y modificaciones en tasas impositivas. 

Sobre el impuesto corporativo global a las multinacionales que se está impulsando desde el Grupo de los 7, Gabriel Casillas,  presidente del comité nacional de estudios económicos del IMEF, comentó que debe adaptarse al marco fiscal de México. 

A su parecer, este impuesto podría funcionar como el Impuesto Empresarial a Tasa Única  (IETU) y que  no pase del 15% hacia abajo, “es un tema que aún se tiene que revisar a fondo”. 

 

Expectativas sobre reunión de la FED

En la reunión de la Reserva Federal (FED), que comenzó hoy y concluye mañana, no se espera que haya cambios radicales como un incremento en las tasas de referencia; éstas se darán hasta 2023, comentó Casillas. 

 

Lo que estamos esperando es que estén más a favor de subir la tasa de manera más rápida, ese podría ser un cambio y que vean un mayor desempeño de la economía estadounidense

 

Antes de subir tasas es probable que la FED deje de comprar activos, “bajarla de 120,000 millones de dólares a 110,000 millones de dólares, es decir, habría tapering, pero no creo que se mencione en la siguiente reunión; eso quizá pueda meter nervios en los mercados”. 

Para este año, el IMEF modificó su perspectiva de crecimiento económico del 4.80% a 5.50%. En tanto la inflación promedio para el cierre de este año la prevé en 4% y un tipo de cambio de 20.50 pesos el dólar.