22 de febrero 2021 | 5:00 am

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) detectó deficiencias en la operación y el destino de recursos en el programa Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores en el primer año de gobierno de Andrés Manuel López Obrador. 

De acuerdo con la tercera entrega de la Cuenta Pública del 2019, la ASF dio seguimiento al 22.6% de los recursos que se aprobaron para este programa social por 110, 854.6 millones de pesos. Es decir, supervisó 25,055.5 millones de pesos. 

La ASF aclara que si bien se aprobaron recursos por 110,854.6 millones de pesos, al cierre del 2019 se ejercieron 113,068.5 millones de pesos. 

En el universo que revisó, la ASF encontró diversas deficiencias como la entrega de recursos a personas que no cuentan con la Clave Única de Registro de Población (CURP), duplicidad en el pago y entrega de apoyos a personas fallecidas. 

La Auditoría detectó la entrega de 2,660.8 millones de pesos a 190,450 personas que no contaban con la CURP y que por tanto no se pudo acreditar su existencia. 

La Secretaría del Bienestar argumentó que la ausencia de la CURP de los beneficiarios no es limitante para el otorgamiento de la pensión del programa, ya que es un derecho adquirido de las personas adultas mayores.

Después, la dependencia entregó la CURP de 113,333 beneficiarios de los 190,450 que señaló la Auditoría. Pero quedaron pendientes por aclarar 77,117 casos que representaban 983.66 millones de pesos.

Detectan duplicidad en la entrega de pensión 

Otros aspecto que detectó la Auditoría es la duplicidad de la CURP en la entrega del apoyo pensionario. En total 952 beneficiarios cuentan con dos o hasta tres folios para recibir este beneficio, lo que en recursos significaron 12,088.7 millones de pesos. 

El padrón de beneficiarios presenta el registro doble tanto de folios de identificación de las personas adultas mayores como de los pagos realizados en dos o más ocasiones

Chiapas, Veracruz y Oaxaca y fueron los estados donde más se registraron dobles folios de beneficiarios, según verificó la ASF. 

La Auditoría expone en su reporte que la Secretaría del Bienestar dijo que se canceló el apoyo a los 511 beneficiarios, pero no proporcionó evidencia documental que compruebe dicha acción. 

El programa registra a un total de 8 millones 146,466 beneficiarios, los cuales perciben bimestralmente un apoyo de 2,268 pesos. 

El 67% de los pagos se realizó vía transferencia bancaria y el 39% de los apoyos se dio en efectivo, un total de 43,714.5 millones de pesos. 

Pendientes por acreditar 4,948 casos de fallecimientos 

La ASF identificó 6,905 casos que representaron 8.88 millones de pesos del programa Pensión para el Bienestar de las Personas Adultas Mayores y que fueron registrados como “pago marcha”.

El “pago marcha” se justificó como un apoyo único de 1,275 pesos para los familiares de la persona que recibía el apoyo de pensión y que falleció. 

Se comprobaron 1,957 casos, pero quedaron pendientes de acreditar el deceso de 4,948 personas adultas mayores a los que se les otorgaron apoyos por un importe de 6.30 millones de pesos.