1 de abril 2022 | 5:00 am

Advertisement

Los mexicanos que desean comprar un auto nuevo no solo necesitan correr con suerte para que el modelo de su interés esté disponible en agencias, también deben desembolsar más y planificar el mejor momento de compra. 

De acuerdo con un informe de la consultora J.D. Power, el precio promedio de un vehículo nuevo en el país ascendió a 399,000 pesos en 2022, un incremento anual de 14.7%, lo que significa el salto más pronunciado desde 2010, cuando se elevó 14%.

 Hay un costo adicional que se está transfiriendo a la operación del negocio, desde la logística de producción, la falta de microprocesadores, la falta de inventario, hace que sea capitalice en esto

explicó Gerardo Gómez, director y country manager para México de la firma.

Puedes leer:  AMIA prevé paros en la industria automotriz ante escasez de insumos

La consultora estima que el precio seguirá creciendo, aunque de forma más moderada, debido al alza en las materias primas por el conflicto entre Rusia y Ucrania y la persistencia de una inflación elevada.

Gómez apuntó que hacia finales de año es cuando se observan los incrementos en precio, por lo que recomendó a quienes deseen comprar un auto hacerlo en la primera mitad del año.

Nuevos máximos de ventas se verán hasta 2027

La consultora coincide con las previsiones de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) de que el mercado automotriz registrará niveles de venta similares a los prepandemia en 2024. 

Aunque para superar el histórico de ventas de 2016 –cuando se comercializaron 1.61 millones de unidades– habrá que esperar hasta 2027, cuando la consultora pronostica que se movilizarán 1.64 millones de unidades.

Sin embargo, el encarecimiento de los vehículos y factores como el bajo crecimiento económico y la inflación elevada podrían entorpecer que se alcance esta meta, por lo que las automotrices tendrán que ofrecer incentivos a los consumidores para mantener la demanda.

 Ahorita hay mayor demanda que oferta, no se va a ver una desaceleración del volumen de ventas, pero si continúan (los aumentos de precio) por supuesto que va a impactar, somos un mercado muy sensible a las cuestiones económicas

comentó el ejecutivo de J.D. Power.

Venta de autos, ‘en primera velocidad’

Hasta el momento, la venta de vehículos avanza a menor velocidad que en 2021, con 158,185 unidades comercializadas en el primer bimestre de 2022, 3.9% menos que el mismo periodo del año pasado, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En lo que respecta a la producción de autos, J.D. Power considera que el momento más álgido de las afectaciones por la escasez de chips ya pasó y comenzará a solventarse en la segunda mitad del año. 

El informe prevé que se dejen de producir alrededor de 19,000 autos por la falta de chips en 2022, contra las aproximadamente 500,000 unidades que no se manufacturaron el año pasado por este motivo.

Advertisement