Recesión en Estados Unidos.

26 de julio 2019 | 7:59 am

El Producto Interno Bruto (PIB) de Estados Unidos se expandió a una tasa anualizada de 2.1%, según los datos del Departamento de Comercio publicados este viernes, superando las estimaciones de analistas de Bloomberg de 1.8%.

La economía estadounidense se desaceleró en el segundo trimestre de 2019 menos de lo previsto, ya que el gasto del consumidor superó las estimaciones, aunque la menor inversión de las empresas y las exportaciones subrayaron los riesgos que impulsan a la Reserva Federal (Fed) hacia una reducción de la tasa de interés la próxima semana.

La economía tuvo un crecimiento no revisado de 3.1% en el trimestre enero-marzo.

A consideración de Bloomberg, no es probable que el informe del PIB influya en la decisión de la Fed, aunque podría provocar que los funcionarios consideren la debilidad del comercio y la inversión empresarial como riesgos para las perspectivas económicas.

El gasto del consumidor, que representa más de dos tercios de la actividad económica de Estados Unidos, aumentó 4.3%, mientras que el gasto del gobierno subió 5% y ofreció el mayor impulso en una década.

Parte de la desaceleración en el gasto de los consumidores a principios de año se debió a un cierre parcial del gobierno por 35 días. El gasto está siendo apoyado por la tasa de desempleo más baja en casi 50 años, que está elevando los salarios.

La inversión empresarial se contrajo 0.6% por primera vez desde principios de 2016 y la vivienda se contrajo por sexto trimestre consecutivo. El presidente de la Fed, Jerome Powell, a principios de este mes señaló la inversión empresarial y la vivienda como áreas de debilidad en la economía.

La economía se está desacelerando a medida que se desvanece el estímulo del paquete de recortes fiscales de 1.5 billones de dólares de la Casa Blanca. Los recortes de impuestos, junto a un mayor gasto del gobierno y la desregulación, fueron parte de las medidas adoptadas por la administración de Trump para impulsar el crecimiento económico anual a 3.0% de manera sostenida.

La economía creció 2.9% en 2018 y se espera que este año el crecimiento sea alrededor de 2.5%. Los economistas estiman que la velocidad a la que la economía puede crecer durante un largo periodo sin encender la inflación está entre 1.7% y 2%.

Con información de Reuters y AFP