Precios agrícolas

9 de junio 2022 | 5:00 pm

Advertisement

El alza en los precios internacionales del petróleo continuaron presionando a los productores mexicanos de la materia prima durante mayo, lo que al final del día se traslada en mayores precios a los consumidores que siguen resistiendo la carestía en los alimentos.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el Índice Nacional de Precios Productor (INPP) de la minería petrolera, analizado desde la producción total, fue el sector económico del país que registró el mayor aumento en 38.62% anual.

Puedes leer: AMLO afirma que no se aumentarán los precios por encima de la inflación 

Esta tasa representó hilar 17 meses con incrementos de doble dígito debido al alza de los precios internacionales del petróleo, situación que se agravó recientemente por los trastornos en el suministro global, derivados de la invasión rusa en Ucrania.

Dentro de la minería petrolera, los precios finales en la extracción petróleo crudo ascendieron 65.40% anual en mayo pasado, con lo que llevan tres meses consecutivos superando variaciones de 60%.

Mientras los precios de la extracción de gas natural crecieron 109.58%, el nivel más alto en los últimos seis meses.

Puedes leer: Inflación se desacelera en mayo a 7.65% luego de tres meses al alza

Precios al productor crecen más de 10%

La dinámica petrolera hizo que el INPP general aumentara 10.52% a tasa anual en el quinto mes del 2022, la variación más elevada desde marzo del 2017, cuando fue de 10.67%, es decir, en más de un lustro.

La presión continua sobre la inflación productor implica que los productores y vendedores finales podrían seguirán traspasando incrementos en costos hacia los consumidores finales a un ritmo gradual, lo cual seguiría presionando la inflación al consumidor

indica un análisis de Banco Base.

Lo anterior significa que, los elevados precios internacionales de petróleo, así como de otras materias primas e insumos por el conflicto bélico, como fertilizantes, granos y metales, se trasladan a los productores mexicanos, cuya presión por los costos impactan a los hogares.

Otra forma de visualizar el impacto del conflicto bélico es dentro de la manufactura del país, donde la inflación anual del productor de derivados del petróleo y del carbón se ubicó en 34.78%.

Dicha alza fue, además de la mayor de todas las industrias manufactureras de México, la más alta en medio año.

Cimientos caros

El segundo sector con el incremento más elevado del INPP fue la construcción, con una inflación anual de 16.70%.

Los precios de los materiales para la construcción, como el acero, continúan al alza a causa de problemas de abastecimiento interno y externo.

Este encarecimiento se trasladaría al consumidor elevando los precios de viviendas e inmuebles, como consecuencia de que es más costoso construirlos.

Advertisement