fbpx
Reuters

27 de mayo 2019 | 3:07 pm

Pemex reportó una producción promedio de 1.68 millones de barriles por día (bpd) en abril, el menor nivel para un cuarto mes desde que la petrolera lleva registro.

Ese nivel significó una caída del 10.3% respecto al mismo mes del año pasado y se registra en medio de las medidas que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador ha anunciado para tratar de apuntalar a la atribulada petrolera.

Desde su campaña presidencial, el tabasqueño prometió elevar la producción a 2.5 millones de bpd. Aunque más adelante declaró que planea elevar la producción en un millón de bpd desde los niveles actuales para cerrar el sexenio en alrededor de 2.7 millones de bpd.

En tanto, el volumen de las exportaciones de petróleo crudo bajaron 19.15% anual a 1.02 millones de barriles diarios.

Se trato del descenso más profundo para un mismo cuarto mes desde 2017, cuando solamente se mandaron al exterior 1.01 millones de barriles diarios.

Dentro de las exportaciones a ‘América’, en donde la mayor parte se envía a Estados Unidos, los envíos crecieron 9.49% anual a 594,113 bpd.

El valor de las exportaciones cayó a 1,891 millones de dólares, una contracción de 15.56% anual, según los datos de Pemex.

Además se trató de la mayor caída para un mes de abril en dos años, cuando el valor de lo exportado fue de 1,326 millones de dólares.

Meta para este año es alcanzable: especialista

Pese a los datos de abril, la meta del gobierno para 2019 de 1.8 millones de bpd es alcanzable, de acuerdo con el experto en energía, Luis Miguel Labardini.

Las débiles cifras de producción y exportación reflejan el tiempo que está tardando la administración federal en adaptarse y ver cómo opera la petrolera.

Con el cambio de administración, como siempre ocurre, hubo una especie de impasse, un alto en el camino para revisar cómo estaban las cosas y eso ha retrasado mucho los planes que tiene el gobierno federal para Pemex, que son muchos y muy buenos, principalmente en el área de producción y exploración. Diría que se van a empezar a ver resultados solamente hasta finales de este año y principios del próximo,

dijo al CEO el socio de la consultoría energética Marcos y Asociados.

Agregó que se podrá observar un repunte en la producción y exportación cuando los contratos que otorgue Pemex estén funcionando.

“(La administración actual) se enfrenta a una traba que era de esperarse porque en el gobierno de Enrique Peña Nieto se frenaron todas las inversiones en perforación durante tres años, entonces recuperar el ritmo de trabajo requiere tiempo”, afirmó.

Respecto al presupuesto autorizado por el Congreso para gasto en inversión por 9,000 millones de dólares, Labardini consideró que la mayor parte de esa partida se ejercerá durante la segunda mitad de este año, y de ahí a que haya resultados llevará más tiempo.

Comparte