Pemex ProducciónPemex elevó sus producción de crudo tras la pandemia Fotoarte

29 de julio 2021 | 5:00 am

La recuperación de los precios del crudo a nivel mundial y un ligero crecimiento en la producción, permitieron a Petróleos Mexicano (Pemex) registrar por primera vez desde el segundo trimestre del 2017 una utilidad neta. Sin embargo, la petrolera aún sigue sin generar los recursos suficientes para cubrir sus necesidades, con lo que seguirá extendiendo la mano para recibir apoyo del gobierno.

Durante el segundo trimestre del 2021, la empresa productiva del estado reportó una producción promedio de 1.73 millones de barriles diarios, lo que significó un crecimiento del 3.82%, respecto del mismo periodo del 2020, de acuerdo con el reporte financiero de la petrolera. 

Es el tercer trimestre consecutivo de crecimiento en la producción de petróleo. Pemex ha invertido más capital en la exploración de yacimientos, con lo que ha podido reclasificar y aumentar las reservas que puede utilizar sin perforar, destacó el director general de Pemex,  Octavio Romero Oropeza. 

Para 2020, se logró después de 15 años un incremento en la producción, recordando que el incremento no fue mayor, debido a la reducción voluntaria de la producción de 100,000 barriles diarios como parte del acuerdo de nuestro país en el acuerdo de cooperación con la OPEP+

recordó el directivo en una conferencia con inversionistas para presentar el reporte trimestral de la petrolera.

Este aumento de la producción de crudo y la recuperación del precio ayudaron a incrementar los ingresos de Pemex en 91%, lo que a su vez permitió que Pemex reportara una utilidad neta de 14,364 millones de pesos, frente a las pérdidas de 44,337 millones de pesos del mismo periodo del 2020.

“La utilidad obedece más a factores externos, y a que el comparativo se hace con el segundo trimestre del 2020, que fue cuando más estuvo afectada la industria petrolera a nivel global”, dijo Arturo Carranza, especialista del sector energético.

Pese a esta utilidad, Carranza indicó que el problema de Pemex es que no genera los recursos suficientes para poder financiar sus necesidades de inversión y cumplir con sus responsabilidades, por lo que necesita del apoyo del gobierno.

Su reto es generar recursos propios sin apoyo del gobierno, a través de la exploración, ya que la refinación le genera costos, como indicó Moody’s

A un día de que Pemex diera a conocer sus resultados financieros, Moody´s recortó la calificación de Pemex de ‘Ba2’ a ‘Ba3’ ante el elevado riesgo de liquidez y posteriormente comentó que la expansión del negocio de refinación limitará su capacidad para generar flujo de efectivo.

Con ello, la calificadora señaló que en un escenario base, Pemex requerirá recursos externos, es decir, del gobierno federal por el equivalente a un punto de Producto Interno Bruto (PIB) cada año para poder hacer frente a sus obligaciones financieras. 

​​No estamos diciendo que no va a pagar, pero va a tener problemas en la generación de flujo de efectivo y el gobierno tendrá que cubrirlas, pero no dejará de pagar sus vencimientos, aumenta el riesgo de que incumpla, pero asumimos que va a seguir pagando sus compromisos y si no fuera el caso, la calificación sería más baja

  aclaró Nymia Almeida, vicepresidente senior de Moody’s.

 

Reporta más reservas de petróleo que barriles extraídos

El director general de Pemex, Romero Oropeza, destacó que por segundo año consecutivo, Pemex incorporó más reservas de petróleo respecto a los barriles que extrae, mientras que Alberto Velázquez, director corporativo de finanzas de Pemex, señaló que grandes yacimientos se han incorporado a las reservas de la compañía.

“En 14 años, Pemex reportó de manera anual, caídas en sus reservas, es decir, que Pemex extraía más barriles de los que lograba incorporar a sus reservas, lo que demuestra los resultados de la política (actual) de exploración y de producción de petróleo”, aseguró Velázquez.

Carranza, sostuvo que las reservas crecieron porque Pemex invirtió más en estudios que permitieron realizar más estudios en los yacimientos y reclasificar estos recursos.

“Desde que tomó posición esta administración se ha invertido parte importante en exploración y producción de petróleo. Una parte de esta inversión si se ha podido materializar en reservas 1P, que son aquellas que tienen 90 por ciento de probabilidad de ser extraídas sin requerir perforación”, explicó

Precisó que la tasa de restitución de reservas es superior a 120 por ciento, lo que indica que cada barril se repone al 100 por ciento y con un 20 por ciento de un segundo barril.