29 de julio 2021 | 7:57 am

El PIB de Estados Unidos creció 6.5% a tasa real ajustada anualizada durante el segundo trimestre del año, por debajo del 8.5% pronosticado por el mercado, de acuerdo con el dato prelimniar publicado este jueves por el Bureau of Economic Analysis (BEA).

 

La oficina destacó que el segundo trimestre se caracterizó por un aumento en los pagos de asistencia del gobierno en forma de préstamos a empresas y subvenciones a los gobiernos estatales y locales, mientras que los beneficios sociales para los hogares disminuyeron. 

También refleja la recuperación económica continua, la reapertura de establecimientos y la respuesta del gobierno relacionada con la pandemia. El tamaño de la economía superó su nivel prepandémico.

“La economía se ha recuperado más rápido de lo que la gente esperaba”, dijo el economista en jefe de Wells Fargo Corporate and Investment Bank, Jay Bryson, citado por The Wall Street Journal.

La actividad económica reflejó aumentos en los gastos de consumo personal —principalmente en alimentos y alojamiento– la inversión fija no residencial, las exportaciones y el gasto de los gobiernos estatales y locales, que fueron compensados en parte por disminuciones en la inversión en inventarios privados, la inversión fija residencial y el gasto del gobierno federal.

La segunda revisión del PIB se publicará el 26 de agosto.