fbpx
Zócalo de la Ciudad de México

6 de noviembre 2019 | 12:32 pm

El Fondo Monetario Internacional (FMI) urgió a México a revisar el plan de negocios de Pemex a fin de fortalecer su situación financiera y reducir los riesgos en el presupuesto, y consideró que hay una incertidumbre política que nubla las perspectivas de crecimiento económico.

(El FMI urgió a) las autoridades a revisar el plan de negocios de Pemex para fortalecer su posición financiera,

de acuerdo con las conclusiones de la consulta del Artículo IV con México, publicadas el martes.

El organismo internacional también destacó la necesidad de que la petrolera avance en la venta de activos no esenciales y que presente planes creíbles con el objetivo de reducir costos operativos y fortalecer la rentabilidad.

“Aumentar la cooperación con firmas privadas podría ayudar a la producción y diversificar riesgos”, indicó la entidad.

La empresa reportó la semana pasada una pérdida de 87,359 millones de pesos (4,600 millones de dólares) en el tercer trimestre, además de un reducción de su deuda a 99,600 millones de dólares.

Pemex necesita incrementar sus inversiones para revertir un prolongado declive de su producción, que cayó de un promedio de 3.4 millones de barriles diarios en 2004 a 1.69 millones de barriles diarios actualmente.

Además, una política energética centrada en el Estado que pone toda la responsabilidad de estabilizar a Pemex directamente en el gobierno ha provocado una mayor presión sobre el presupuesto, y ha debilitado las perspectivas de producción de petróleo, según el organismo internacional.

Incertidumbre política nubla perspectivas

El FMI reconoció que las autoridades están comprometidas con políticas y marcos de políticas muy fuertes, no obstante pesa la incertidumbre política, lo que ha afectado las perspectivas de crecimiento económico.

En materia fiscal, el organismo que preside Kristalina Georgieva consideró que aún no se han conciliado los objetivos de la administración.

Los proyectos de inversión a gran escala, las transferencias sociales -y el compromiso de no aumentar los impuestos hasta después de 2021- aún no se han conciliado con los objetivos fiscales de la administración y el objetivo de colocar a la deuda pública en una senda descendente,

agregó el FMI.

En su más reciente ‘Perspectiva de la economía mundial’, publicada en octubre, el FMI señaló una desaceleración económica en México, con un pronóstico de crecimiento del PIB de 0.4% para este año y 1.3% para 2020, lo cual supone un empeoramiento de las previsiones con respecto al informe anterior de julio.

El FMI dijo que la economía mexicana ha seguido mostrando resiliencia “en un entorno complejo”, pero que el crecimiento “se ha estancado por la elevada incertidumbre política, las restrictivas condiciones monetarias y la ejecución presupuestaria”.

Según el informe, la entidad prevé que la inflación se mantenga en torno al 3%, en sintonía con las proyecciones de Banco de México, y que la inflación subyacente caiga gradualmente por los efectos de una política monetaria más restrictiva.

Con información de AFP