22 de octubre 2021 | 5:00 am

Las mujeres que venden productos a través de redes sociales como Facebook, conocidas popularmente como ‘nenis’, serán sujetas a multas mayores a 10,000 pesos en caso de que no se den de alta en el Registro Federal de Contribuyentes (RFC) ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Si bien la miscelánea fiscal que aprobó la Cámara de Diputados hace obligatorio el RFC para jóvenes mayores de edad y sin estar sujetos a multas, la situación para las personas que venden en internet es diferente, pues ya perciben ingresos y por ello deben aportar al erario.

Todos los contribuyentes que realizan alguna operación comercial, de servicios, o arrendamiento, están obligados a darse de alta porque si no, también deberán pagar multa por omisión de ingresos, precisó el presidente de la comisión representativa del Instituto Mexicano de Contadores Públicos, David Nieto.

De acuerdo con el artículo 80 del Código Fiscal de la Federación (CFF), si una persona física no cuenta con su RFC será acreedora a multas que van de los 3,870 pesos hasta los 11,600 pesos. 

Ahí se ve claramente la obligatoriedad de dar de alta el RFC, si no lo haces tienes multas porque estás obteniendo ingresos y eso se conoce como economía informal y estarías obligado tanto a pagar la multa por no darte de alta y al pago de impuestos por omisión de ingresos

agregó Nieto.

 

Estarán sujetas al Régimen Simplificado de Confianza

La declaración de impuestos por parte de estas personas será con base en el régimen simplificado de confianza bajo la clasificación de personas físicas, cuyas cuotas se establecen dependiendo el nivel de ingresos.

También lee: Así ayudará el SAT a los jóvenes en el pago de impuestos

De acuerdo con la miscelánea fiscal que todavía debe ser aprobada por el Senado  “el régimen de confianza busca otorgar una manera sencilla, rápida y eficaz en el pago de las contribuciones, sobre todo para aquellos contribuyentes con menor capacidad administrativa y de gestión”.

Nieto subrayó que las obligaciones fiscales recaen en el momento en el que los jóvenes ya empiezan a tener un tipo de ingreso por alguna actividad remunerada. 

“Aquellos que son mayores de 18 años (…) si hacen ventas por redes sociales o en la forma como lo hagan entonces ya estarían generando un ingreso en el que tendrían que causar impuestos y dependiendo la forma en cómo venden, porque si es por redes sociales, estarían tributando con el régimen simplificado de confianza”, señaló Nieto en videoconferencia.

Al respecto, Diamantina Perales —que ofreció su última conferencia como presidenta del IMCP— destacó que se eliminen las multas a los jóvenes y que si bien será una obligación para el futuro, el SAT ya tendrá los datos de la persona cuando esta reporte ingresos por algún trabajo que realice. 

Es como una indicación para cuando estés en la parte contributiva de nuestro país, que ya tengas un negocio o seas asalariado, ‘ya tenemos identificado tu RFC’. Esto pudiera ayudar,

señaló Perales

Coparmex meterá presión a senadores

La Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex) instaron a los senadores a que evalúen esta y otras medidas incluídas en la miscelánea fiscal que fue aprobada por la Cámara Baja. 

“Hace pensar que esta medida únicamente busca un mayor control por parte de las autoridades, ya que el motivo principal de la inscripción es la generación de ingresos por los cuales se debe realizar el pago de impuestos”.

Actualmente, las personas como los conductores de Uber o de otras plataformas que ya perciben un tipo de ingreso ya deben contar con su RFC, dado que algunos usuarios piden factura. 

Con el ataque a la informalidad —en el que se encuentran 31.4 millones de mexicanos y una tasa de 56.4%—  una de las metas del SAT con el régimen de confianza es atraer a este sector de la población al sector formal, que forma parte de la nueva cultura tributaria según la titular de esta dependencia, Raquel Buenrostro.