Los formatos económicos serían los más beneficiados. (Foto: Bernard Hermant, Unsplash)


22 de octubre 2021 | 5:00 am

El consumo privado de México todavía se encuentra por debajo de los niveles prepandémicos, cuyo camino para la recuperación será difícil en este cierre de año, debido a la elevada inflación y a la merma en el mercado laboral que lastran el poder adquisitivo.

Los ingresos del comercio minorista y de servicios, sectores terciarios que miden el comportamiento del consumo de los hogares, disminuyeron en los primeros ocho meses del 2021, respecto a igual periodo del 2019, antes del efecto que tendría la pandemia del COVID-19.

De acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), los ingresos por suministros de bienes y servicios del comercio al por menor se ubicaron 2.6% por debajo del lapso de referencia, de acuerdo con cifras ajustadas por estacionalidad.

Ve por Más prevé que al cierre de año el consumo privado crezca y vea una mayor rotación de bienes a servicios en próximas lecturas, ante el progreso en la vacunación, la baja en contagios y el avance en el empleo. 

Sin embargo, seguirá debajo de niveles precrisis en lo que resta del año, pues la recuperación laboral ha sido incompleta, la inflación se mantendrá elevada y dada la posibilidad de más brotes del virus y obstrucciones en la proveeduría de bienes y servicios

detalló.

Por su parte, los ingresos totales del sector servicios, en series desestacionalizadas, registraron una baja de 12.0% en el acumulado enero-agosto del 2021, frente al mismo periodo del 2019, producto de que solamente dos de nueve subsectores presentaron aumentos.

Un punto importante a considerar es si ya se recuperó totalmente el mercado laboral mexicano. Una forma de análisis es comparar febrero del 2020, antes de que llegara el COVID-19 a territorio nacional, y el último dato publicado por el IMSS, que en este caso es septiembre del 2021. 

El resultado total manifiesta que todavía faltan 18,617 puestos formales por recuperarse, tras el impacto negativo de la pandemia.

Además, la inflación general anual del país se ubicó en 6.00% en septiembre, variación que significó continuar por sexto mes seguido arriba de una tasa de 5%, así como siete meses fuera del objetivo del Banco de México (3% +/- 1 punto porcentual). También fue el mayor nivel en los últimos cinco meses.