8 de julio 2022 | 4:05 pm

Advertisement

La calificadora Moody’s anunció el viernes una rebaja de la nota soberana de México a “Baa2” desde “Baa1” argumentado tendencias económicas y fiscales que prevé seguirán mermando de manera gradual, pero persistente, el perfil crediticio del país.

En un comunicado, la calificadora también anunció que cambió la perspectiva de negativa a estable, y que esta decisión se debe al perfil crediticio de México que seguirá alineado las calificaciones de Baa2.

Moody’s espera que la actividad económica continúe siendo afectada por débiles perspectivas de inversión y rigideces estructurales, factores que impedirán revertir el impacto que la pandemia tuvo sobre la actividad económica,

se lee como parte del comunicado.

De igual forma, la calificadora indicó que si bien es cierto que el manejo fiscal ha dado lugar a un incremento moderado del ratio de deuda del gobierno, la carga de intereses ha sido consistentemente mayor que la de pares con calificaciones “Baa2”.

Te puede interesar: S&P revisa perspectiva de México de negativa a estable

Moody´s dice que fortaleza fiscal será afectada por gasto público

La agencia indicó que la fortaleza fiscal de México se verá afectada por una mayor rigidez del gasto público asociada a la decisión del gobierno de mantener apoyos a empresas estatales como Pemex, así como aumentar erogaciones relacionadas con pensiones y mantener inalterados gastos de capital etiquetados.

También se verá afectada por un bajo nivel de colchones financieros debido a que los fondos de estabilización fiscal prácticamente se han agotado.

En conjunto, estos elementos restringirán la capacidad de las autoridades para responder a choques durante los próximos años

precisó la calificadora.

Respecto a la perspectiva estable, la agencia consideró que se debe a una expectativa en la continuidad en las políticas económicas, al considerar que las autoridades se mantendrán comprometidas con el objetivo de mantener estabilidad macroeconómica durante los próximos años.

Te puede interesar: Mujeres ejecutivas representan una cuarta parte de las empresas del S&P 500

Tendencias económicas mermarán perfil crediticio

También Moody´s alertó que el perfil crediticio de México incorporará una fortaleza institucional y de gobernanza más débil que la de sus pares con fortalezas económicas y fiscales moderadas.

Precisó que si bien las políticas adoptadas por el gobierno en respuesta a la pandemia llevaron a un modesto deterioro de los indicadores fiscales y de deuda, la recuperación de la economía ha sido considerablemente inferior a la de sus pares.

“La gestión macroeconómica prudente ha respaldado la calidad crediticia soberana, pero el marco institucional se ha visto socavado a medida que el gobierno se ha movido para restringir la independencia de algunas entidades reguladoras a través de diversas medidas, incluyendo reducciones presupuestarias”, consideró.

Esto, aunado a una creciente rigidez del gasto, ha estado llevando a un deterioro gradual, pero persistente, de las fortalezas económicas y fiscales de México que Moody’s espera se mantendrá a lo largo de esta administración.

No te pierdas: S&P dice que al final no se va de México; logra acuerdos con la CNBV

En tanto, la Secretaría de Hacienda afirmó que pese a la reducción en la calificación de la deuda soberana por parte de Moody’s, la deuda del gobierno federal mantiene una posición robusta ante los mercados internacionales y cuenta con amortiguadores financieros suficientes para enfrentar escenarios de riesgo global.

A través de un comunicado, la dependencia federal indicó que continuará comprometida con la fortaleza de las finanzas públicas y su deuda.

En ese mismo sentido, Hacienda destacó que el gobierno federal ya trabaja en la relocalización de empresas debido a la integración con Estados Unidos, conocido como nearshoring, para obtener un beneficio de esta práctica aunque destacó que aun retos en materia de inversión.

S&P revisa perspectiva de México de negativa a estable

Por su parte S&P Global Ratings confirmó este miércoles sus calificaciones crediticias soberanas de largo plazo de México en moneda extranjera de ‘BBB’ y en moneda local de ‘BBB+’, gracias a la ejecución cautelosa de las políticas fiscales y monetarias de México.

La calificadora precisó que también confirmó su calificación de corto plazo en escala global de ‘A-2’; mientras que su evaluación del riesgo de transferencia y convertibilidad (T&C) se mantiene en ‘A’.

Esperamos que la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador siga políticas económicas que deriven en una dinámica fiscal y de deuda estable,

precisó la calificadora.

Advertisement