fbpx

26 de noviembre 2018 | 4:10 pm

El acero y aluminio estadounidense pueden ser víctimas de aranceles por parte de la administración entrante, encabezada por Andrés Manuel López Obrador, como una medida espejo si Estados Unidos no elimina los impuestos aplicados a los productos mexicanos, de acuerdo con Raúl Gutiérrez, vicepresidente de la Cámara Nacional de la Industria del Hierro y el Acero (Canacero).

El gobierno entrante y saliente están de acuerdo en aplicar medidas espejo si no se obtiene una cuota aceptable para México o si no se eliminan en su totalidad los aranceles, dijo Gutiérrez, después de la presentación del libro “China: BRI o el Nuevo Camino de la Seda”.

La Canacero y la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin), liderada por Francisco Cervantes, están optimistas de que las negociaciones concluyan de manera favorable los próximos días.

Desde el 1 de junio, Estados Unidos aplica aranceles del 25% y 10% a importaciones de acero y aluminio, respectivamente, proveniente de Canadá, México y la Unión Europea.

Gutiérrez comentó que las negociaciones para llegar a un acuerdo con Estados Unidos se mantienen. Además, la firma del T-MEC (Tratado México, Estados Unidos y Canadá) no está condicionada a la eliminación de los aranceles al acero y aluminio.

El 30 de noviembre, se firmará el T-MEC en el marco de la Cumbre de Líderes del Grupo de los 20 (G20), que se celebrará en Buenos Aires, Argentina. Una vez firmado, será enviado al poder legislativo de cada país.

Francisco Cervantes dijo que Ildefonso Guajardo, secretario de Economía, mantiene comunicación con sus contrapartes estadounidenses, lo que se traduce en una señal positiva para llegar a un acuerdo.

A inicios de octubre, Donald Trump, presidente de Estados Unidos, dijo en un evento que mantendría los aranceles hasta que “puedan hacer algo diferente, como cuotas, tal vez”.

“No vamos a eliminar los aranceles al acero y aluminio a México y Canadá”, dijo Trump en su momento.