20 de octubre 2021 | 2:44 pm

La Cámara de Comercio Internacional (ICC, por su sigla en inglés) capítulo México advirtió que de ser aprobada la reforma eléctrica, se contemplan pérdidas de al menos 44,000 millones de dólares, afectando a miles de empresas, a las cadenas de valor e inhibiendo la inversión extranjera directa. 

“Se puede anticipar que las empresas analizarán e intentarán acciones legales domésticas e internacionales en contra de la eventual reforma”, dijo Gabriela Álvarez, presidenta del Comité Arbitraje de Inversión de la organización, en conferencia de prensa. 

En opinión del organismo, al cancelar los permisos de producción, los contratos de compra-venta de energía y de autoabasto, y la cancelación de los certificados de energía limpia, la reforma significa una expropiación indirecta en el sector.

Además ICC México señaló que las disposiciones que implica la reforma comprometen los acuerdos internacionales a los que el país se ha sumado y resulta incongruente, pues se aleja de un modelo de descarbonización y supone la dependencia a los hidrocarburos en un contexto donde al México no le quedan más de 9.5  años de reservas petroleras.

Por ello, el organismo se pronunció en contra de la reforma energética y exhortaron a los legisladores a ponerle un alto.

Se prevé que las audiencias públicas en Parlamento Abierto para discutir la reforma eléctrica se lleven a cabo en noviembre.