Senado de la República

8 de diciembre 2019 | 4:37 pm

Los temas de trabajo, medio ambiente, medicamentos genéricos, acero y aluminio son los nuevos focos rojos en los que trabaja México con los negociadores de Estados Unidos para poder ratificar el T-MEC.

El canciller Marcelo Ebrard; el subsecretario para América del Norte y negociador del T-MEC, Jesús Seade, y la titular de la Secretaría de Economía, Graciela Márquez, tuvieron una reunión con la Junta de Coordinación Política (Jucopo) del Senado de la República este domingo para comentarles las decisiones primordiales que México le informará a su contraparte en Estados Unidos.

Los temas en discordia son laboral, medio ambiente, medicamentos genéricos, acero y aluminio.

Uno de los temas que Estados Unidos ha puesto en la mesa es el de las inspecciones laborales por parte de funcionarios estadounidenses, algo que ya ha sido rechazado por México, ya que existen paneles que están en posición de intermediar cuando haya alguna controversia ya sea comercial o de trabajo o para alguno de los cinco temas.

Evidentemente eso no es aceptable ni se va a aceptar, y en eso hay consenso de todos quienes hoy hemos conversado. México en cambio, ve con muy buenos ojos los páneles, páneles que en los últimos años no han funcionado para resolver controversias entre México y Estados Unidos. De aceptarse el esquema de páneles, lo veríamos muy bien para resolver controversias no sólo en lo laboral, sino en otros temas

dijo Ebrard en un mensaje a medios de comunicación

En el tema de medio ambiente, Ebard dijo que México tiene una posición más avanzada que Estados Unidos en muchos temas como el cambio climático, ya que ha suscrito tratados y convenios y, por lo tanto, México no  tenido ningún inconveniente en que los compromisos de carácter internacional de México en materia de medio ambiente, puedan incluirse en el Tratado, porque también obligarían a Estados Unidos.

En el caso de los biomedicamentos y los tiempos para su protección, “México ha planteado varias alternativas, veremos cuál se adopta para que sea más ágil y los tiempos de protección no sean tan extendidos”, dijo el canciller.

Otro de los temas complicados es el del acero y el aluminio, ya que los negociadores estadounidenses, encabezados por Robert Lighthizer, han propuesto la obligación de que 70% del acero sea de la región de Norteamérica, lo mismo en el caso del aluminio, y que pudiera ser desde el proceso de fundición originaria del acero.

Ante esto, Ebrard indicó que México ya ha dejado claro que esto le generaría muchos problemas, por lo que en la próxima reunión con los negociadores “les diremos que no aceptaríamos de ninguna manera que esa obligación entra en vigor en el momento en que el tratado sea ratificado y entre en vigor, sino que tendrá que ser con un plazo de más de cinco años; caso contrario, no lo aceptaríamos por ningún motivo”.

En el caso del aluminio el canciller dijo que México no aceptará ningún plazo ya que México no tiene el recurso primordial del aluminio, que es la bauxita, “entonces nos pondría en una desventaja muy grande; por lo tanto, no es de admitirse en el tema del aluminio ningún plazo”,

Estas son las líneas rojas, que así se denomina la negociación comercial, que serán compartidas con Estados Unidos; y también desde luego, más tarde, probablemente con Canadá

comentó el canciller Marcelo Ebrard. 

Ebrard indicó que el subsecretario Seade no tomaría la palabra para no comprometerlo, ya que en las siguientes horas, él transmitirá el mensaje a su contraparte estadounidense y le tocará defender la postura de México.

Aclaró que no han admitido ningún otro tema que se discuta porque, quizá más de 90% del Tratado no está sujeto a discusión o a revisión, lo que se tendrá es un adendum, “con estas líneas rojas”.

El proceso en México

El senador Ricardo Monreal comentó que dado que el T-MEC ya fue ratificado por el Senado, ahora se turnará a las comisiones dictaminadoras y se seguirá todo el proceso formal legislativo, para que el Pleno sea quien ratifique el protocolo de enmiendas al que se pueda llegar en los próximos días.

“Hablo quizá de días o de semanas, pero lo más probable es que vamos a esperar”, dijo Monreal.

Por lo pronto, se espera que Jesús Seade viaje este lunes a Washington, D.C. para dar a conocer la posición de México sobre los cinco temas.