gasolineros volumetría

14 de julio 2021 | 5:00 am

La Secretaría de Hacienda y Crédito Público tiene aún margen para seguir aumentando el estímulo fiscal que aplica en el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) que cobra en la gasolina y diésel para que los consumidores no absorban el aumento del precio del petróleo. 

De hecho, en esta semana del 10 al 16 de julio, el estímulo fiscal en la gasolina Magna se elevó de 49.60% a 54.54%, mientras que para la Premium el estímulo fiscal pasó de 25% a 31.42% y en el diésel de 25.74% a 26.84%, de acuerdo con el Diario Oficial de la Federación (DOF). 

Es decir, al elevar el estímulo fiscal del IEPS, los consumidores pagaron menos por cada litro de Magna al pasar de 2.5779 a 2.3254 pesos el litro. En tanto la Premium pasó de 3.2392 a 2.9621 pesos el litro y el diésel de 4.1742 a 4.1126 pesos el litro. 

 

Si bien es cierto que pueden pagar menos IEPS, el precio total va a permanecer muy parecido (…) Lo que hace el estímulo del IEPS es hacer que el precio de la gasolina se mantenga relativamente estable, pero no siempre va a significar que el precio total será más bajo

 dijo Victor Gómez Ayala, profesor de Economía en el ITAM.

 

El estímulo fiscal a los combustibles ha funcionado para evitar que los crecimientos exponenciales en los precios de la gasolina se trasladen por completo al consumidor, pero también ha tenido un costo que es una fuerte presión en el nivel de la inflación no subyacente, aclaró el especialista. 

Desde 2017 se ha utilizado el estímulo fiscal como un proceso de transición para liberar los precios de la gasolina con el fin de que puedan funcionar con base en la oferta y demanda; sin embargo, la administración de Andrés Manuel López Obrador ha decidido mantener esta “suavización” de los precios. 

 

Ingresos petroleros compensarán caída de IEPS 

Al brindar un mayor estímulo fiscal en los precios de los combustibles, la Secretaría de Hacienda sacrifica la recaudación del IEPS que se obtiene por combustibles. No obstante, este faltante se repone con los mayores ingresos petroleros que obtenga el gobierno, precisamente por el aumento del precio del crudo. 

 

De enero a mayo de este año se ha recaudado de IEPS a combustibles 12,000 millones de pesos menos, respecto del mismo periodo del año pasado, pero de ingresos petroleros se han obtenido 177,000 millones de pesos extras

 expuso Tonatiuh Vásquez,  investigador de energía y finanzas públicas del Centro de Investigación Económica Presupuestaria (CIEP). 

 

En la Ley de Ingresos de la Federación 2021 se estimó obtener ingresos del IEPS a combustibles por un total de 351,585.8 millones de pesos, pero ante el aumento del estímulo fiscal, dichos recursos serán menores. 

De ingresos petroleros, Hacienda contemplaba obtener un total  de 936,800 millones de pesos, con un precio promedio de 42.1 dólares el barril de petróleo. Sin  embargo, hay analistas que prevén que el precio puede rondar los 66 dólares el barril al cierre del año, lo que dejaría más de 100,000 millones de pesos adicionales al gobierno federal. 

 

Recaudación por IEPS cae 13% e ingresos suben 86.6%

Los últimos datos de la secretaría de Hacienda muestran precisamente el impacto del aumento de los precios del crudo sobre los ingresos petroleros  y el efecto del estímulo fiscal en el IEPS a gasolina y diésel. 

De enero a mayo, los ingresos petroleros fueron por 363,621 millones de pesos, lo que significó un aumento anual del 86.6%. Dicho aumento es el más grande que se haya reportado para un periodo similar desde 1990.

En tanto, los ingresos por el cobro del IEPS a combustibles dejó al erario un total de 113,039.9 millones de pesos, una reducción de 13.4% en términos reales y respecto del mismo periodo del 2020. 

Víctor Gómez agregó que, si el precio del crudo llegara a tener un aumento abrupto, Hacienda todavía tiene un margen importante para seguir aplicando el estímulo “con lo que se puede esperar que los precios de la gasolina no suban más que la inflación”.