14 de junio 2022 | 5:00 am

Advertisement

Llegar a final de mes con poco más de 1,000 pesos es una realidad para 19.5 millones de trabajadores mexicanos, quienes en los últimos meses han visto más complicada su economía familiar para cubrir la canasta básica ante la elevada inflación.

Hasta abril, en la economía mexicana había 57.7 millones de personas ocupadas, de las cuales 19.5 millones percibían hasta un salario mínimo, es decir, 5,186 pesos al mes, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI).

Un ingreso de ese monto logra cubrir el valor de la canasta alimentaria y no alimentaria urbana, que en mayo fue de 4,024 pesos al mes, según la Línea de Pobreza por Ingresos publicada este lunes por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Al comparar ambas cifras, a los mexicanos que perciben hasta un salario mínimo les sobraría 1,162 pesos a final de mes e incluso puede ser menos porque las Líneas de Pobreza no son patrones de consumo y no son canastas “para que la población tenga una vida adecuada”.

(Esta línea de pobreza por ingresos) no constituye en sí una recomendación del patrón de gasto para cubrir todas las necesidades de cada una, ya que la estructura de gasto depende de las necesidades, disponibilidad de bienes de consumo y preferencias específicas de cada individuo y familia

destaca el Coneval.

15 productos PACIC se encarecen

Las intenciones para hacer que los mexicanos no padezcan la elevada inflación llevó al gobierno federal y sector privado a implementar el Paquete Contra la Inflación y la Carestía (PACIC) hace poco más de un mes, pero en los hechos 15 de 24 productos se encarecieron, según el monitoreo de la Alianza Nacional de Pequeños Comerciantes (ANPEC).

El monitoreo se realizó en 15 zonas metropolitanas del país del 15 de mayo al 12 de junio, con lo que se confirma (…) los mexicanos han resistido y resentido un mes más de un consumo limitado y de mala calidad

según el presidente de la ANPEC, Cuauhtémoc Rivera.

Además, la alianza advierte sobre la escasez de algunos insumos hacia los próximos meses tales como el cartón, vidrio, aluminio, por lo que las presiones inflacionarias persistirán.

Los principales puertos siguen congestionados sin encontrar la forma expedita de transportar las mercancías y materias primas, por lo que miles de contenedores aguardan el poder llegar a su destino

sostuvo Rivera.

Rumbo al alza

Hacia los próximos meses, las presiones inflacionarias podrían persistir por lo que los ingresos de los mexicanos se verían más afectados y en mayor medida los que menos perciben.

También lee: Inflación subyacente acumula 18 meses acelerándose.

Al contemplar a los trabajadores que perciben de uno a dos salarios mínimos, a este segmento —que asciende a 19.2 millones de personas— les sobraría 6,347 pesos a fin de mes.

Todo esto mientras la inflación de la canasta de consumo mínimo que mide el INEGI fue de 8.22% en mayo, por encima del nivel general reportado en 7.65%, presionada al interior por las mercancías alimenticias.

Para contener dichas expectativas, Banco de México (Banxico) ha abierto la posibilidad de subir la tasa de referencia en 75 puntos base en la próxima reunión programada para el 23 de junio y ubicarla en 7.75%.