fbpx

24 de mayo 2019 | 6:51 pm

El gobierno de Andrés Manuel López Obrador quiere salvar a Pemex, la petrolera más endeudada del planeta, de su tragedia financiera.

La tarea se antoja titánica considerando la deuda de la firma por 106,500 millones de dólares (mdd) y una constante caída en la producción de petróleo.

Analistas y expertos advierten que la compañía necesita crecer su inversión en exploración y producción para confirmar reservas y desarrollarlas, deteniendo así la caída que ha acumulado la extracción en los últimos 14 años.

Vamos a dar a conocer un plan inicial, pero si se requiere más, va a haber más apoyo. Pemex tiene el respaldo de la Secretaría de Hacienda y el respaldo del Gobierno de la República

dijo López Obrador en su conferencia matutina del 15 de febrero.

A continuación las medidas del gobierno federal para apuntalar las finanzas de la empresa.

*En el Presupuesto de Egresos de 2019 se incluyó una capitalización por 25,000 millones de pesos (mdp).

*El 15 de febrero el gobierno anunció que inyectaría a la empresa 35,000 mdp con la monetización de pagarés para aligerar los pasivos laborales de la empresa por jubilaciones.

Ese día Pemex anunció un incremento al incentivo fiscal para 2019 por 15,000 mdp, y hasta por 30,000 mdp para 2020.

Lo que se va a hacer es que se va a ir disminuyendo la carga fiscal a Pemex a lo largo de los años (…) a través de permitirle deducir más sus inversiones. Esa disminución de la carga fiscal le va a dar a Pemex un flujo extra de 15,000 millones de pesos (en 2019)

dijo el secretario de Hacienda, Carlos Urzúa.

La petrolera subrayó además que por primera vez en 10 años no contrataría deuda nueva este año.

Además el gobierno prevé ingresos extras para la empresa por 32,000 mdp producto del combate al robo de combustibles.

*El 3 de mayo el presidente firmó un memorándum con medidas de austeridad en su gobierno para generar ahorros que se trasladen a Pemex.

Entre las medidas están la eliminación de puestos no autorizados y vacantes, además reducción de viajes y limites más estrictos sobre qué funcionarios pueden usar choferes pagados por el gobierno, y una disminución en montos destinados a combustibles de vehículos oficiales, asesorías y telefonía celular.

*El 13 de mayo el gobierno federal firmó un acuerdo con bancos para ampliar el fondo revolvente de Pemex, que pasó de tres a cinco años con una tasa de interés menor y por un total de 8,000 millones de dólares.

El acuerdo se realizó con HSBC, JP Morgan y Mizuho Securities y el fondo solo se utilizará cuando sea necesario, indicó el gobierno.

No estamos contratando nueva deuda adicional a Pemex, estamos mejorando las condiciones financieras de lo que ya se debía en la anterior administración,

dijo Octavio Romero, director de Pemex, tras el anuncio.

*El 16 de mayo Romero declaró a Bloomberg que la firma recibirá beneficios fiscales adicionales  a fin de evitar recurrir al Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios.

La idea es permitir que Pemex cumpla con su inversión planificada y no crear una situación onerosa para las finanzas públicas,

señaló el director.

El 12 de abril el secretario de Hacienda había considerado apoyar a Pemex por única ocasión con 100,000 mdp de los 300,000 existentes en el mencionado fondo. El objetivo, dijo, sería evitar en este momento que acuda al mercado de deuda en condiciones desfavorables.

*El 23 de mayo Bloomberg informó que el gobierno planea reducir impuestos por 7,300 millones de dólares a Pemex entre 2020 y 2021.

El medio indicó además que está previsto que para 2020 se reduzcan las obligaciones de utilidad compartida de la empresa a 58%, desde 65% actual, y a 54% en 2021.

Está previsto que el lunes 27 de mayo el gobierno anuncie más medidas de apoyo a Pemex.

Con información de Reuters

Comparte