Contraseña digital del SAT (Pixabay)

4 de septiembre 2019 | 5:00 am

La contraseña electrónica que sirve para acceder a los servicios del portal del Servicio de Administración Tributaria (SAT) servirá como instrumento de la autoridad para identificar a personas que pretendan crear empresas que simulan operaciones.

Con la última modificación a la Resolución Miscelánea Fiscal de 2019, el SAT podrá requerir información adicional al contribuyente, relacionada a su situación fiscal al momento de solicitarla o renovarla, de acuerdo con lo publicado en el Diario Oficial de la Federación.

Hasta antes del 20 de agosto la contraseña se obtenía sólo con acudir al SAT con identificación oficial, estar inscrito en el Registro Federal del Contribuyente (RFC) y un correo electrónico.

Ahora, la autoridad podrá requerir información y documentación adicional que permita acreditar de manera fehaciente la identidad, domicilio y en general la situación fiscal de los solicitantes, representante legal, socios o accionistas entregando el ‘Acuse de requerimiento de información adicional, relacionada con su situación fiscal’.

No es un acto de fiscalización sino de conocer el representante legal, socios o accionistas (…)  Creo que más bien es una acción de mayor vigilancia, el objetivo es tratar de cazar a personas que están de prestanombres en diferentes lugares y no darles la contraseña para no tener empresas fantasmas o que hacen operaciones simuladas

dijo Rodrigo Ramírez Venegas, presidente de la Comisión Fiscal 3 del Colegio de Contadores Públicos de México.

Los contribuyentes tendrán un plazo de seis días contados a partir del día siguiente al de la presentación de la solicitud de generación y actualización de la contraseña, para que aclaren y exhiban de conformidad con la ficha de trámite 197/CFF ‘Aclaración en las solicitudes de trámites de Contraseña o Certificado de e.firma’, la documentación para la conclusión del trámite.

En caso de que en ese plazo no se realice la aclaración, se tendrá por no presentada la solicitud de generación y actualización de la contraseña.

En la aclaración se deberán presentar los documentos o pruebas que desvirtúen la situación identificada del contribuyente, su representante legal, o en su caso socios, accionistas o integrantes.

La  Administración Desconcentrada de Servicios al Contribuyente resolverá la aclaración en un plazo de 10 días contados a partir del día hábil siguiente a aquél al que se recibió la misma.

“Lo que se adiciona es que antes de dar la contraseña (el SAT) quiere ver que estén identificados el domicilio, la situación del representante y de los socios, para que no puedas hacer una operación con la contraseña si es que hay alguien que está mal en su situación fiscal”, comentó Ramírez.

El SAT tiene detectadas a casi 9,000 empresas fantasma que en cinco años emitieron cerca de nueve millones de facturas falsas para amparar transacciones por un monto de alrededor de 1.6 billones de pesos.