fbpx
Afores incumplidas (Pixabay)

5 de noviembre 2019 | 5:00 am

En la revisión de la Cuenta Pública 2018, la Auditoría Superior de la Federación señaló a las 10 Afores que operan en el país por diversos incumplimientos relacionados a las inversiones que llevaron a cabo.

La ASF verificó que la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) realizó el monitoreo diario de los porcentajes máximos permitidos en las Sociedades de Inversión de Fondos para el Retiro (Siefores) básicas y adicionales, mediante el Sistema de Supervisión Financiera.

Asimismo, se comprobó que en el año fiscalizado hubo 35 incumplimientos por parte de las Siefores de las 10 Afores que operaron en 2018, es decir, Azteca, Citibanamex, Coppel, Inbursa, Invercap, PensionISSSTE, Principal, Profuturo, Sura y XXI Banorte.

Los incumplimientos están relacionados principalmente con la degradación de la calificación crediticia de los instrumentos de inversión, la adquisición de nuevos productos no permitidos derivados de las fusiones entre Afores, excesos en los límites de inversión en renta variable, inconsistencias por el cambio de criterios del Comité de Análisis de Riesgos de la Consar, así como insuficiencia de recursos para la constitución de la reserva especial.

Al cierre de septiembre, las Afores administraban 3.66 billones de pesos de los recursos de los trabajadores, 19.21% equivalente al Producto Interno Bruto (PIB) del país, según cifras oficiales.

Sin embargo, se verificó que las Siefores implementaron programas de corrección para subsanar las deficiencias, “los cuales consistieron, generalmente, en la venta de instrumentos para disminuir el límite excedido, la compra y la conservación de los mismos, a efecto de esperar las condiciones idóneas que permitieran cambiar la posición de los instrumentos financieros”, dice el reporte.

Las Siefores son los vehículos mediante los cuales las Afores invierten los recursos de los trabajadores de acuerdo a su edad. Cada Afore cuenta con cinco fondos de inversión llamados Siefores y a cada ahorrador le corresponde el fondo que esté acorde a su edad.

El Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) indica que cada Siefore tiene reglas y límites de inversión para cada tipo de instrumento en los que invierte el dinero de los trabajadores.

Con los cambios a la ley del SAR que aprobó el Congreso en octubre de este año, ahora las Afores invertirán por medio de Fondos de Inversión Especializados de Fondos para el Retiro (Fiefore), en vez de las actuales Siefores.

Lo anterior pretende abatir los costos en que incurren las Afores para administrar sus inversiones, así como de tipo corporativo que no añaden valor al ahorro de los trabajadores.

El principal cambio radica en la forma jurídica de cómo están conformados estos instrumentos. El Fondo es una sociedad gestora y depositaria. La parte gestora es la administradora del fondo y en donde se toman las decisiones de inversión, mientras que la depositaria custodia los valores y pagos a realizar. Esto mientras que las Siefores carecen de la parte gestora.