7 de abril 2021 | 8:43 am

Un enorme aumento en el gasto del gobierno de Estados Unidos impulsará a la economía más grande del mundo durante al menos los próximos dos años, pronosticó Jamie Dimon, director ejecutivo de JPMorgan Chase.

El directivo ofreció esta perspectiva optimista en su carta anual a los accionistas, en la que afirmó que es probable que las altas tasas de ahorro, los programas de estímulo, un paquete de infraestructura potencial y la ‘euforia por el fin de la pandemia’ impulsen la economía de EU.

Es posible que tengamos un ‘momento Ricitos de Oro’: crecimiento rápido, inflación que sube (pero no demasiado) y tasas de interés que aumentan (pero no demasiado)

Jamie Dimon, director ejecutivo de JPMorgan Chase

En ese sentido, el banquero líder de Wall Street agregó que el gasto sostenido podría alimentar una buena racha de años, destacó el Financial Times.

Tanto los consumidores como las empresas parecen gozar de una gran salud financiera a medida que el país comienza a salir de la crisis de salud, dijo Dimon, quien encabeza el banco más grande de Estados Unidos por activos.

Incluso antes de que se aprobara el paquete de estímulo de 1.9 billones de dólares de Joe Biden el mes pasado, JPMorgan estimó que los clientes minoristas tenían aproximadamente dos billones de dólares de ahorros en exceso.

Mientras tanto, las grandes empresas tienen un colchón de efectivo considerable de tres billones de dólares en sus balances.

Además, para el CEO de JPMorgan, las acciones expansivas tomadas por las autoridades monetarias de todo el mundo deberían tener ‘un efecto global compuesto’.

El efecto

Si surge tal auge, agregó, las valuaciones de alto vuelo en los mercados de acciones podrían estar justificadas, aunque un exceso de oferta de deuda estadounidense dificultaría el respaldo del precio de los bonos del Tesoro.

Dimon abogó repetidamente en la misiva por un mayor gasto gubernamental para abordar algunos de los problemas evidentes del país, como el envejecimiento de la infraestructura, la atención médica inasequible y la creciente desigualdad económica.

“Si se gasta sabiamente, se crearán más oportunidades económicas para todos”, dijo, aunque reconoció que a veces se atascaba demasiado dinero en programas burocráticos ineficientes.

Los comentarios de Dimon se produjeron cuando la administración de Biden centró su atención en aprobar un plan de infraestructura de dos billones de dólares después de aproximadamente 5.8 billones de dólares en gastos de estímulo durante la pandemia.

Aunque los partidarios han aplaudido la propuesta de infraestructura como una inversión largamente esperada, los críticos lo consideran un gasto adicional, a raíz de los costosos paquetes de estímulo.

Esto debido a que implica el riesgo de sobrecalentar la economía y enviar a Estados Unidos a la recesión.

Aunque el escenario de “Ricitos de oro” era probable, Dimon aseguró a los inversionistas que JPMorgan también está preparado para la posibilidad de una inflación galopante u otra ola de medidas de aislamiento que frenen la actividad económica.

Y, por supuesto, siendo quienes somos, aunque esperamos un escenario positivo, nos anticiparemos y también estaremos preparados para otros dos escenarios negativos

Aunque Dimon no abordó directamente el aspecto más controvertido del plan de infraestructuras del presidente de Estados Unidos – un aumento del tipo impositivo de las empresas al 28% desde el 21% para ayudar a pagar las medidas -, mantuvo que el país necesitaba una estructura fiscal competitiva a nivel mundial.

En ese sentido, señaló que incluso si ese capital se distribuye en dividendos o recompras de acciones, simplemente se le está dando un uso mayor y mejor, lo que supone una reasignación de capital completamente normal.