25 de noviembre 2020 | 1:32 pm

Banco de México (Banxico) estima que la contracción de la economía mexicana no será tan profunda como lo había estimado hace tres meses.

El banco central ahora prevé que la caída del Producto Interno Bruto (PIB) sea de entre 8.7% a 9.3%, desde el rango de 8.8% a 12.8%, según su reporte trimestral de julio-septiembre.

Persiste un entorno de alta incertidumbre asociada a la evolución, tanto a nivel global como nacional, de la pandemia, al tiempo que se mantienen restricciones a la operación en diferentes sectores. En particular, la presencia de brotes adicionales en varias economías y la ausencia de un tratamiento efectivo o vacuna disponible han prolongado la duración de la emergencia sanitaria respecto de las estimaciones iniciales,

indicó Banxico.

Ahora, el banco central toma como punto de partida un escenario sobre el crecimiento de la economía, cuyo intervalo tiene una contracción de 8.7% a 9.3% y una estimación puntual de 8.9%.

Banxico señaló el descenso de hasta 9.3% de la economía y su lenta recuperación hacia el futuro, respondería a afectaciones adicionales, “ya sea como resultado de la expiración de los estímulos fiscales en diversos países o de un agravamiento de la pandemia, en México o en otros países”.

Para 2021, se estima que el PIB crecerá de 0.6% a 5.3%, con un escenario central de 3.3%. 

Mientras que en 2022, la expansión de la economía tiene una rango de 2.6% a 3.8% y puntualmente 2.6%.

Respecto al mercado labora la estimación en la pérdida ahora es de 700,000 a 850,000 puestos de trabajo inscritos ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS). Hasta octubre de este año, el balance presenta la eliminación de 518,609 plazas.

En su informe anterior, la estimación apuntaba a una eliminación de 750,000 a 1.1 millones de puestos de trabajo.

Sobre la inflación, hacia el cierre de año su nivel sería de 3.6% y mostraría una desaceleración hasta 3.3% en 2021, y de 3.1% en 2022.

Incertidumbre en 2021

Bajo un entorno de incertidumbre por la evolución de la pandemia y se desconoce cuándo se haga efectiva una vacuna contra el COVID-19 que ha infectado a más de 60 millones de personas y provocado el fallecimiento de 1.4 millones a nivel mundial, según la Universidad Johns Hopkins.

El banco central anotó que el desempeño de la economía está sujeto a altibajos y que posteriormente ya no dependerá de la reapertura económica, sino del comportamiento en la demanda y sectores productivos.

En su escenario central la economía no recuperaría el nivel observado al cierre de 2019, sino hasta finales de 2023, pero bajo el supuesto de una mejora en la actividad se podría lograr a finales de 2022.