24 de agosto 2020 | 6:30 am

Durante la primera quincena de agosto, la inflación anual se aceleró a 3.99%, su mayor nivel desde la primera quincena de julio de 2019, de acuerdo con los datos publicados este lunes por el Inegi.

El Índice Nacional de Precios al Consumidor hiló ocho quincenas con repuntes, no obstante lleva 29 periodos dentro del rango objetivo de Banco de México (Banxico), de 3% +/- un punto porcentual.

El dato quedó por encima de las expectativas del mercado. Analistas consultados por Citibanamex estimaron que la inflación llegaría a 3.90% en los primeros 15 días de agosto.

“El índice de precios subyacente mostró un alza de 0.18% quincenal y de 3.93%; al mismo tiempo, el índice de precios no subyacente aumentó 0.43% quincenal y 4.18% anual”, informó Inegi en un comunicado.

La semana pasada, en su anuncio de política monetaria, Banxico dijo que si bien se han observado aumentos en la inflación, en el horizonte de pronóstico de 12 a 24 meses se prevé que tanto la general como la subyacente se ubiquen alrededor de 3%, pero el balance de riesgos se mantiene incierto.

El banco central recortó su tasa de interés por décima ocasión consecutiva, para ubicarla en  4.50%.

Respecto a la quincena previa, la Índice Nacional de Precios al Consumidor subió 0.24%, informó Inegi.

Es la segunda menor inflación para un lapso similar desde 2015, destacó el presidente del Instituto, Julio Santaella.

Al interior del índice de precios subyacente, los precios de las mercancías crecieron 0.26% y los de los servicios aumentaron 0.09% quincenal, y dentro del índice de precios no subyacente, los precios de los productos agropecuarios subieron 0.75% y los de los energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno, 0.19% quincenal.

Los productos con precios al alza que tuvieron la mayor incidencia en la inflación en la quincena fueron el jitomate, limón, tomate verde y piña, que subieron 9.51%, 15.73%, 10.97% y 20.21%, respectivamente.

Mientras que los bienes con la menor inicidencia en la inflación fueron la gasolina de bajo octanaje, cuyo precio bajó 0.55%; el pollo, que retrocedió 1.20%, y la naranja, con una caída de 7.3%.