fbpx

4 de enero 2019 | 9:33 am

La inflación en la zona euro se desaceleró en diciembre más de lo previsto por los mercados y se alejó de la meta del Banco Central Europeo (BCE), reforzando las predicciones de que un alza de las tasas de interés podría no ocurrir este año.

La agencia de estadísticas de la Unión Europea, Eurostat, publicó este viernes que los precios en el bloque cambiario de 19 países subieron 1.6% interanual en diciembre, según una estimación preliminar, una desaceleración respecto al 1.9% de noviembre.

La inflación fue contenida por una fuerte desaceleración de los precios de la energía, mientras que los indicadores centrales, que no consideran cambios en los precios de alimentos y energéticos, se mantuvieron estables en niveles bajos.

Analistas consultados por Reuters proyectaban que la inflación se desacelerara 1.8% interanual en diciembre.

La caída inesperada lleva a la inflación debajo de la meta del Banco Central Europeo de una tasa menor, pero cercana a 2%, lo que complica los planes de una posible alza de tasas de interés.

El BCE prometió en diciembre que mantendrá las tasas a los mínimos récord actuales al menos durante el próximo verano boreal y no hizo intento alguno por cambiar la expectativa de los mercados respecto a que una primera alza de las tasas de interés tras la crisis sólo tendrá lugar a comienzos de 2020.

Las cifras de diciembre fortalecieron la opinión de que no deberían esperarse alzas de tasas por parte del BCE este año.

El BCE proyectó una inflación de 1.8%  en 2018 y de 1.6% en 2019, pero algunos economistas estaban menos optimistas.

“La inflación está claramente debajo del 2% y el BCE no está apurado para elevar las tasas en el futuro próximo”, dijo el economista de la aseguradora Swiss Life, Marc Brutsch, que estimó una tasa de 1.7% en 2018 y una caída a 1.4% este año.

En un comentario que parece confirmar las expectativas de los economistas, el integrante del BCE Benoît Coeuré dijo el viernes que las tasas de interés permanecerán en niveles bajos mientras sea necesario para llevar a la inflación de vuelta a su meta.

 

Comparte