31 de mayo 2022 | 5:00 am

Advertisement

Las arcas del gobierno se ven robustas desde el lado de los ingresos petroleros, pero desde otro ángulo, la captación por IEPS a gasolinas y diésel muestra señales de debilidad e incluso ya presentan datos negativos ante la aplicación de estímulos a combustibles para evitar el disparo de los precios. 

Tan solo en abril, la captación del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) en gasolinas y diésel fue negativo en 542.5 millones de pesos, situación que no sucedía desde septiembre de 2014, revelan los datos de la Secretaría de Hacienda.

Desde inicios de marzo, Hacienda comenzó a dejar de cobrar el IEPS en cada litro de gasolina Magna, Premium y Diésel para contener el precio de este combustible que se desató con el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania y la medida continuará, por lo menos hasta el 3 de junio.

Carlos Alberto Bautista Pérez, analista del sector y académico de la Universidad La Salle, planteó que el gobierno puede resistir otros meses más sin cobrar el IEPS, pero en algún momento tendrá que recortar el gasto, subir la deuda o aumentar los impuestos. 

Dejar de recaudar el 100% del IEPS ha sido una medida onerosa para el propio Estado, pero si no la aplicara, ocasionaría que todos los precios subieran aún más

mencionó Bautista.

Desplome de 79% en el cuatrimestre 

En el acumulado enero-abril, la captación del IEPS en gasolinas y diésel se desplomó 79.4% real a 20,241.4 millones de pesos, el monto más bajo desde que se tiene registro, excluyendo los años en los que la recaudación de esta partida fue negativa. 

Alfredo Sandoval, analista económico de Banco Base, comentó que en la medida en que Hacienda siga sin cobrar el IEPS a las gasolinas, habrá una “subrecaudación” es decir, obtendrá menos ingresos de los previstos. 

También lee: SAT se quedará corto en recaudación por menor PIB 

Vamos a ver una diferencia respecto al programa contemplado en la Ley de Ingresos, pero no creo que esto se vaya a  ver reflejado en un mayor déficit porque la Secretaría de Hacienda ha estado diciendo que este estímulo está siendo financiado con los ingresos excedentes petroleros y eso se refleja en los ingresos presupuestarios

precisó Sandoval.

Ingresos petroleros, la otra cara de la moneda

Mientras la captación de IEPS a gasolinas y diésel fue negativa en abril, los ingresos petroleros repuntaron 76.3% real a 126,879.6 millones de pesos.

Aunque Sandoval descartó que haya una afectación en el balance público por dejar de cobrar el IEPS en gasolina, manifestó que  esta medida -que podría extenderse al menos durante junio- podría ser una política regresiva en el sentido que beneficia a quienes más consumen combustible, que son las personas que tienen auto. 

Para el acumulado enero-abril, esta partida tuvo un incremento de 42.7% real a un total de 416,132.6 millones de pesos, el monto más alto para un mismo periodo desde 2014, según la dependencia que dirige Rogelio Ramírez de la O.

El monto reportado en los primeros cuatro meses del año superó las estimaciones del gobierno en 44,961.6 millones de pesos, derivado del incremento en los precios internacionales del petróleo.  

El detrás de los ingresos petroleros

El aumento en los ingresos petroleros inició ante la invasión de Rusia a Ucrania y en semanas recientes se elevaron por la propuesta de la Unión Europea para eliminar progresivamente las importaciones de petróleo ruso en los próximos seis meses. 

Incluso, el presidente ucraniano, Volodimir Zelenski, instó a los líderes de los 27 Estados miembros de la Unión Europea a que cesen sus disputas internas y alcancen un acuerdo para vetar el petróleo de Rusia.

Tan solo en los primeros cuatro meses del año, el precio de la Mezcla Mexicana de Exportación (MME) promedió 92.49 dólares y al cierre del viernes pasado cotizó en 112 dólares en niveles similares a los de 2012, de acuerdo con Petróleos Mexicanos (Pemex).

Jessika Becerra y Miguel Moscosa  

Advertisement