fbpx

Pool CEO

12 de marzo 2019 | 7:42 am

La construcción de la refinería Dos Bocas, en Tabasco, ha sido puesta en pausa y los 2,500 millones de dólares etiquetados en el presupuesto de este año para su construcción se destinarán a impulsar a Pemex, dijo el subsecretario de Hacienda, Alejandro Herrera, al Financial Times.

“No autorizaremos (la construcción) hasta que tengamos una cifra final que no sea muy diferente de los 8,000 millones de dólares originales”, afirmó Herrera en entrevista con el diario británico.

El funcionario, quien viajó a Londres para reunirse con inversionistas, añadió que la inversión prevista en la refinería para este año “puede ir a la exploración y producción”.

“Es casi un hecho que (la refinería) será cancelada”, dijo una fuente que pidió no ser nombrada, pero participó en las reuniones entre inversionistas y altos funcionarios gubernamentales.

Estas son las alternativas para producir más gasolinas sin una nueva refinería.

Herrera también indicó al FT que el gobierno estaba hablando con el Fondo Monetario Internacional y otras organizaciones multilaterales sobre la estructuración de una nueva inyección de capital para Pemex.

En la actualidad, la petrolera tiene una deuda en circulación en los mercados de 104,000 millones de dólares, de los cuales 9,600 millones de dólares vencen el próximo año. 

Esta situación ha puesto a Pemex bajo la lupa de las agencias calificadoras que han advertido que podrían bajar en el futuro la nota mientras observan de cerca los movimientos del gobierno.

La semana pasada, el secretario de Hacienda y Crédito Público, Carlos Urzúa, declaró que el Gobierno de México anunciaría nuevas medidas para apoyar las finanzas de Pemex y aseguró que el nivel de endeudamiento de la petrolera debe ser atacado pues, tarde o temprano, va a dañar la calificación de deuda soberana del país.

Apenas ayer, la secretaria de Energía, Rocío Nahle, afirmó que la nueva refinería tendría un costo de entre 6,000 y 8,000 millones de dólares y estaría lista en tres años.

Nahle dijo que han recibido propuestas de países de “todo el mundo” para la refinería, la séptima de Pemex, que estará ubicada en Tabasco y que en poco tiempo habría anuncios sobre el proceso de licitación para levantarla.

“La refinería de Dos Bocas no se retrasa, sigue caminando. El presidente y yo hemos dicho que no se retrasa. Ya rectificará el subsecretario”, comentó esta mañana en entrevista con Aristegui Noticias.

“Es un proyecto que va caminando. Entiendo al subsecretario de hacienda, es su trabajo, ajustar el presupuesto”, añadió.

Después de lo anterior, el presidente Andrés Manuel López Obrador indicó en su conferencia matutina que no hay retrasos y la licitación para la refinería podría sería lanzada el 18 de marzo.

“Pemex tiene 50,000 millones de pesos para la refinería aparte de lo de Pemex. Entonces sí tenemos presupuesto y es muy probable que se haga el anuncio sobre la licitación el 18 de marzo. No hay retraso”, subrayó AMLO.

“Estamos muy bien y se va a construir la refinería. Se va a terminar en tres años y va a costar entre 6,000 y 8,000 millones de dólares”, agregó. 

El proyecto de Dos Bocas es parte de un plan para reducir las crecientes importaciones de gasolinas, diseñado para procesar crudo pesado de 22 grados API.

Pemex había indicado recientemente que la construcción iniciaría a fines del año, pese a las críticas de que el proyecto es costoso y las recomendaciones de que la petrolera debería concentrarse más en las actividades de exploración y extracción para frenar la caída de la producción de hidrocarburos.

La petrolera apenas está procesando alrededor de 30% de la capacidad total de su sistema nacional de refinación, lo que ha llevado al país a incrementar en los últimos años sus importaciones de derivados.

Con información de Reuters