fbpx

12 de marzo 2019 | 9:08 am

La primera ministra británica, Theresa May, obtuvo garantías legalmente vinculantes sobre el Brexit de parte de la Unión Europea en un intento de última hora por conseguir el respaldo de los legisladores británicos que amenazan con rechazar nuevamente su acuerdo de salida del bloque.

May viajó a Estrasburgo este lunes para negociar garantías adicionales con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, buscando una solución ordenada al rompecabezas del Brexit antes de que Reino Unido deba dejar el bloque el 29 de marzo.

Los partidarios del divorcio con la UE en el partido de May la acusan de rendirse ante Bruselas y no estaba claro si las garantías que consiguió serán suficientes para lograr el respaldo de 116 legisladores adicionales que necesita luego de la aplastante derrota que sufrió el 15 de enero.

El ministro de Gabinete, David Lidington, aseguró que las partes acordaron un instrumento legalmente vinculante que compromete a ambas partes a trabajar para reemplazar el mecanismo de salvaguarda irlandés con soluciones alternativas para diciembre del 2020.

El mecanismo de salvaguarda irlandés, una póliza de seguridad para evitar controles en la frontera entre la provincia británica de Irlanda del Norte e Irlanda, país miembro de la UE, fue la parte más controvertida del acuerdo que May alcanzó en noviembre.

“La UE no puede intentar atrapar a Reino Unido en la salvaguarda por tiempo indefinido, y hacerlo sería una violación explícita de los compromisos legalmente vinculantes que ambas partes han alcanzado”, afirmó Lidington.

Podría echarse a perder

May advirtió el martes a los diputados británicos que el Brexit podría acabar no teniendo lugar si tras el debate de la tarde votan contra el acuerdo de divorcio concluido con la Unión Europea.

“Si el acuerdo no se aprueba esta tarde, el Brexit podría echarse a perder”, afirmó ante la Cámara de los Comunes una May visiblemente cansada y terriblemente afónica.

La tortuosa crisis del Reino Unido sobre su salida de la UE se acerca a su final con una todavía serie extraordinaria de posibles resultados, que incluyen un retraso, un acuerdo de último minuto, una salida sin acuerdo, una elección anticipada o incluso un nuevo referendo.

Con información de Reuters y AFP