fbpx

11 de septiembre 2019 | 9:26 am

El gobierno federal anunció una inyección de capital por 5,000 millones de dólares a Petróleos Mexicanos (Pemex) para mejorar su posición financiera, que incluye la reducción de deuda.

La Secretaría de Hacienda, a cargo de Arturo Herrera, afirmó en un comunicado que la operación no tendrá impacto en la deuda neta del sector público.

La petrolera precisó en otro comunicado que esos recursos se utilizarán para adelantar el pago de los bonos de corto plazo con vencimientos entre 2020 y 2023.

Aún no se toma decisión sobre farmouts para Pemex: Hacienda

La operación también incluye una nueva emisión a plazos de siete, 10 y 30 años que se utilizará para el refinanciamiento de deuda de corto plazo y un intercambio de bonos para suavizar el perfil de vencimientos.

Los recursos (…) se utilizarán para asegurar a Pemex una reducción en el saldo de su deuda, una mejora en sus indicadores de liquidez, reducir los vencimientos a corto plazo y generar ahorros en los intereses pagados por la empresa, lo anterior encaminado a fortalecer la posición financiera de Pemex, en línea con lo establecido en su plan de negocios

indicó la paraestatal en un comunicado.

Los agentes colocadores del instrumento son: Goldman Sachs, JP Morgan, Citi, HSBC, Mizuho, Crédit Agricole y Bank of America (BofA).

Se prevé que para la operación participen inversionistas de Estados Unidos, Europa, Asia y México.

Apoyo aún es “moderado”: Fitch

La agencia calificadora consideró que el apoyo del gobierno a Pemex sigue siendo “moderado”.

Actualmente Fitch es la única calificadora que tiene en grado especulativo la nota crediticia de la petrolera. La agencia le asignó una calificación BB+ a las emisiones de bonos a siete, 10 y 30 años que se utilizarán para refinanciar deuda a corto plazo, aunque no dio detalles.

Fitch estimó que el apoyo total del gobierno a Pemex podría sumar 9,500 millones de dólares en 2019 y un total de 11,400 millones de dólares para 2020-2021.

La firma sostuvo que Pemex sigue invirtiendo menos de lo que requiere en exploración y producción, lo que contribuiría a una caída de producción y reservas.

Una mejora de calificación es “improbable”: Moody’s

La agencia Moody’s informó que una mejora en la calificación crediticia de Pemex es “improbable” debido a la perspectiva negativa para la nota soberana y a las expectativas de débil desempeño operativo de la paraestatal.

Sobre los bonos emitidos a siete, 10 y 30 años, Moody’s asignó una calificación de Baa3, con perspectiva negativa.

La agencia consideró que la inyección de capital de 5,000 millones de dólares está “en línea” con sus expectativas.

Indicó que debido a que las notas crediticias de Pemex dependen en gran medida del apoyo del gobierno, un cambio en esos supuestos podría llevar incluso a bajar las calificaciones de la petrolera, cuya liquidez intrínseca sigue débil.

S&P dijo que daba una calificación BBB+ a los bonos que serán emitidos, y que consideraba el anuncio de la capitalización consistente con su visión de mantener la calificación crediticia de emisor en moneda extranjera al mismo nivel de la calificación soberana en moneda extranjera.

Pemex tiene una deuda financiera de unos 105,000 millones de dólares ya ha dicho que su objetivo es fortalecer sus cuentas en los próximos años con endeudamiento cero en términos reales.

Con información de Reuters