23 de enero 2020 | 2:09 pm

El tercer día de actividades en el Foro Económico Mundial mantuvo la conversación alrededor de las medidas que grandes corporativos tienen que tomar para proteger al medio ambiente. No obstante, personalidades del mundo político acapararon los focos de atención.

Tal es el caso del autonombrado presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó pidió este jueves a los líderes mundiales reunidos en el foro de Davos ayuda contra la “dictadura” de Nicolás Maduro.

 

Un año después de haber sido reconocido por medio centenar de países como presidente encargado de Venezuela (23 de enero 2019), aseguró  Guaidó en Davos que enfrenta a un conglomerado internacional, según él, donde participan grupos del Ejército de Liberación Nacional (ELN) de Colombia y del Hezbolá.

“Europa, el Grupo de Lima, Estados Unidos, estamos todos reunidos para lograr una elección libre, real, transparente. Nos hemos movilizado una y otra vez, lo vamos a seguir haciendo”, afirmó.

La imposibilidad de desplazar a Maduro del poder hizo caer la popularidad de Guaidó, un ingeniero de 36 años, de 63% a 38.9% en 12 meses, según la encuestadora venezolana Datanálisis.

Mientras tanto, Italia, Chipre y Eslovaquia son los únicos países de la Unión Europea que no lo han reconocerlo como presidente interino.

De España para América Latina

Pese a que Sánchez expresó su “firme apoyo” al político venezolano, que fue recibido por el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, aún no se confirmó la posibilidad de que Guaidó visite España este semana.

El miércoles el presidente español, Pedro Sánchez, se reunió en Davos con el presidente colombiano Iván Duque y el presidente de Ecuador, Lenín Moreno, para hablar sobre Venezuela.

Los adultos vs Greta Thunberg

El secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, se pronunció este jueves sobre los señalamientos que la activista Greta Thunberg ha hecho respecto a las propuestas de los líderes del mundo para mitigar la crisis ambiental.

Que estudie primero economía y vaya a la universidad, y que luego venga a vernos. 

Unas palabras duras que la joven de 17 años respondió en Twitter.

Las pretoleras y el medio ambiente

Las grandes petroleras llegaron a a Davos para enfrentar un escenario crítico: tienen que asegurar su futuro en medio de la crisis ambiental.

Es complicado: tendrán que depender de los ingresos de la expansión de sus negocios en petróleo y gas, para los que existe aún una creciente demanda global, para cumplir los objetivos de emisiones invirtiendo en tecnologías bajas en carbono.

Mientras los activistas del clima, sobre todo Greta Thunberg, han pedido que se detenga toda la producción de combustibles fósiles para evitar una catástrofe, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, denunció a los “profetas de la tragedia” y destacó la importancia económica del petróleo y el gas.

“Parece que estamos en el epicentro de este debate. Estamos justo entre las necesidades energéticas y el cambio climático”, dijo Al Cook, vicepresidente ejecutivo del gigante energético noruego Equinor.

“Si escuchas los discursos de Davos, alguna gente dice que lo único importantes es el crecimiento económico y la energía. Otros piden detener el petróleo y el gas de inmediato. Debemos hallar una forma de equilibrar esto, pero el desafío es que no se puede ser siempre popular en ambos lados “, dijo Cook a Reuters.

Las principales firmas petroleras europeas han fijado objetivos de reducción de carbono de diversa amplitud. Shell ha establecido una “ambición” para reducir a la mitad las emisiones de “Alcance 3” para 2050 de los combustibles y productos que vende a sus clientes en lugar de sus propias operaciones.

Reuters informó esta semana que BP también pretende ampliar de forma significativa sus objetivos.

Fatih Birol, director de la Agencia Internacional de Energía, el organismo supervisor energético para las naciones industrializadas, dijo que la realidad es que las inversiones de la industria en energía limpia representan solo una pequeña fracción de sus gastos.

Según indicó, la industria se centrará en los próximos años en reducir las emisiones de metano de sus propias operaciones, que constituyen el 15% de todas las emisiones globales de efecto invernadero.

La guerra tecnológica

Una semana después del acuerdo comercial intermedio entre China y Estados Unidos, su batalla tecnológica sigue, ahora desde la tribuna del foro de Davos.

Ren Zhengfei, fundador del gigante chino de telecomunicaciones Huawei, evitó hablar del tema. “En el fondo, el mundo se unifica [tecnológicamente], todo está interconectado (…) ¿Un mundo dividido? No lo creo”, afirmó.

Huawei, líder mundial del equipamiento para las redes de internet móvil 5G, tiene prohibido acceder al mercado de Estados Unidos porque Washington le acusa de espionaje y alienta a sus aliados occidentales a hacer lo mismo.

Sin embargo, el gigante chino ha logrado grandes mercados emergentes, como Brasil e India.

“Hay una competición para la dominación mundial en materia digital. Huawei es el símbolo pero va mucho más lejos”, dijo a la AFP Carlos Pascual, un exdiplomático estadounidense y vicepresidente de la consultora IHS Markit.

Según John Chipman, un experto que dirige el Instituto de Estudios Estratégicos (IISS), la expansión de las firmas chinas en Asia, África y América Latina amplifica su colecta de “datos diversificados” que pueden contribuir su tecnología de inteligencia artificial.

 

Con información de AFP y Reuters