24 de noviembre 2021 | 5:00 am

El Premio Nobel de Economía 2018, Paul Romer, consideró que algunas economías deben evaluar la aplicación de un impuesto sobre ingresos por publicidad a empresas tecnológicas de cada país y puso como ejemplo el caso de Google y Facebook.

Romer –que ganó el Nobel en 2018 junto a William Nordhaus por sus aportes a la innovación y crecimiento económico— hizo referencia a Google, cuyo modelo de negocio le permite obtener hasta 50,000 millones de dólares al año por publicidad y que debería pagar un impuesto del 30% sobre esos ingresos.

Creo que todas las jurisdicciones incluyendo México y Latinoamérica deben empezar a pensar en una propuesta donde se ponga un impuesto sobre los ingresos que están recibiendo compañías como Facebook y Google, es decir, de compañías de su propio país que les están pagando para que ellos enseñen anuncios a la población

señaló Romer en el Encuentro Digital Amafore 2021

Para Romer, el modelo de publicidad es el que realmente impulsa al internet, en el que una persona al hacer una búsqueda en Google obtiene diversos links de distintos sitios que se traducen en ingresos para la firma a pesar de que el internauta hace la búsqueda de una página en específico.

“Google es el jugador dominante y esto da el potencial de una cierta manipulación porque están viendo y van a decir ‘esto es lo que le gusta, le voy a mostrar específicamente esto’ y Google empieza a controlar lo que veo y después va a controlar lo que escucho”, agregó Romer.

Los comentarios del economista estadounidense se dieron luego de explicar que la publicidad en internet es un modelo que puede causar grandes daños y puede ser una amenaza muy grande.

Impuesto progresivo: pagan más los que más tienen

Para el profesor de la Universidad de Nueva York, este impuesto sería de carácter progresivo, es decir, paga más el que percibe más recursos por publicidad.

Hay que poner impuestos para las compañías que están mostrando anuncios a la población de cierto país  y que sea un impuesto progresivo para que sea mucho más alto el impuesto para estos gigantes que controlan esta industria,

planteó Romer