20 de abril 2022 | 11:54 am

El estímulo fiscal que brinda el gobierno federal a los consumidores y el subsidio complementario que da a los importadores de gasolina para evitar un abrupto aumento en los precios, representará un costo al erario por 330,000 millones de pesos.

La jefa del Servicio de Administración Tributaria (SAT), Raquel Buenrostro, explicó que el estímulo fiscal que se da a través de dejar de cobrar el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) en la Magna, Premium y Diésel tendrá un costo de 200,000 millones de pesos en este año.

Mientras que del subsidio complementario que se da a los importadores de gasolina a través del IVA e ISR, que se les devolverá en su declaración anual, representará una pérdida para el erario de 13,000 millones de pesos mensuales, es decir, si se considera desde marzo a diciembre son, 130,000 millones de pesos.

Después, la jefa del SAT habló hasta de un costo de hasta 400,000 millones de pesos, sin brindar detalles de qué estímulo costaría más.

A pesar de ello, la recaudación ha crecido, entonces esto es un gran logro que no se hubiera podido hacerse sin el esfuerzo de todos los contribuyentes

dijo la jefa del SAT en conferencia de prensa

Buenrostro detalló que de los 16 importadores que registra el SAT, solo ocho tendrán la devolución del IVA o ISR. De hecho, dijo que se han reunido con estas ocho empresas para solicitarles una declaración muy precisa de lo que cobraron para hacer una devolución clara.

Sobre la escasez del combustible en la franja norte del país, indicó que ello se debe más al contrabando que hay y no porque el SAT esté complicando el proceso de controles volumétricos, “por eso el estímulo se dio a los importadores y no a las estaciones de servicio, donde muchas no tienen registros de ingresos ni facturas”.

Te puede interesar: Estímulos fiscales a gasolinas ascenderán a 351,000 millones de pesos en el año

“Saldremos tablas”

La jefa del SAT reconoció que, en efecto, los ingresos tributarios se verán afectados por los estímulos fiscales a los combustibles, pero a nivel macro, los ingresos totales del gobierno “saldrán tablas”, es decir, ni más ni menos recursos.

Ello se deberá a que el gobierno obtendrá mayores recursos por parte de la venta de crudo que hace Petróleos Mexicano (Pemex), ya que el aumento internacional de los precios del combustible deja mayores recursos a la petrolera y por tanto al gobierno.

Durante el primer trimestre del 2022, los ingresos tributarios fueron por 1.12 billones de pesos, lo que significó un crecimiento del 2%, respecto del mismo periodo del 2021 y en términos reales y que para la jefa del SAT representa un buen avance ante la alta inflación que se vive en el país.

Al interior de los ingresos tributarios se observó un aumento en la recaudación del ISR por 13.8% anual, dejando al fisco un total de 703,905 millones de pesos.

Sin embargo, la recaudación del IVA no presentó la misma suerte en los primeros tres meses del año, pues reportó una caída del 38.4% anual, dejando al SAT un total de 291,668 millones de pesos.

Buenrostro aseguró que esta baja no se debe por una reducción en el consumo, sino por las devoluciones que han hecho a los contribuyentes.

También puedes leer: Gasolina empuja a la inflación a su nivel más alto en un lustro en el 1T22