Gerardo Esquivel (Fotoarte: Daniel Vizcarra)

30 de enero 2020 | 6:51 pm

El subgobernador de Banco de México, Gerardo Esquivel, uno de los dos integrantes de la Junta de Gobierno del banco central que utiliza Twitter, publicó lo que a su parecer son las principales razones que explican la caída de la economía mexicana en 2019.

El Producto Interno Bruto de México se contrajo 0.1% anual en 2019, su peor comportamiento anual de una década.

Desde la llegada de Gerardo Esquivel y Jonathan Heath a Banco de México, los agentes económicos revisan con lupa sus publicaciones en Twitter.

De acuerdo con el doctor en economía por Harvard, el nulo crecimiento observado desde el segundo trimestre de 2018 se explica por una combinación de factores: contexto global, el inicio de administración, algunas decisiones de política pública, así como la política monetaria restrictiva.

En México, el inicio de una nueva administración siempre ha sido costoso en términos de crecimiento. Eso ha ocurrido en 9 de los últimos 10 cambios de gobierno. En promedio, el costo es de poco más de 2 puntos porcentuales

tuiteó Esquivel.

Indicó que, además han contribuido negativamente algunas decisiones “controversiales” de política pública del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador como la cancelación del aeropuerto en Texcoco  y el litigio por la construcción de gasoductos, entre otros, aunque a su parecer, es uno de los factores que explican el comportamiento de la economía.

Adicionalmente, el subgobernador volvió a recalcar que la política monetaria de Banco de México sigue en terreno muy restrictivo.

Noten que esto no quiere decir que haya estado mal. De hecho, era necesario que fuera así por las presiones inflacionarias del llamado ‘gasolinazo’. Para poder apreciar la importancia de este factor, noten que la tasa de interés real en México es por mucho la más alta dentro de un grupo amplio de países. Esto tiene implicaciones innegables en las decisiones de consumo e inversión de los agentes económicos

En las últimas reuniones de política monetaria, Gerardo Esquivel ha votado por un recorte de la tasa objetivo de 50 puntos. En la reunión de diciembre argumento que, reducir la tasa de interés en sólo 25 puntos base era insuficiente para reconocer los avances que se han logrado en materia de reducción de la inflación y de mitigación de riesgos en los últimos meses.