income, money, ingreso, dinero, monedas

30 de junio 2020 | 9:41 pm

La Ley del Impuesto Sobre la Renta (ISR) establece diversas deducciones personales, que pueden ser aplicadas por las personas físicas en su declaración anual, de las cuales los honorarios y seguros médicos, hipotecas y colegiaturas concentran la mayor parte, de acuerdo con el Presupuesto de Gastos Fiscales 2020.

Por monto, los gastos fiscales asociados a las deducciones de intereses reales de créditos hipotecarios, de honorarios médicos, de primas de seguros de gastos médicos y de colegiaturas concentran el 85.6% del total de gastos fiscales por deducciones personales.

El marco normativo existente contempla la deducción de 10 distintos tipos de gasto personal realizados por los contribuyentes, los cuales representan un gasto fiscal, pues reducen la base gravable y la tasa efectiva pagada en el ISR de personas físicas.

Estos 10 tipos de gasto personal se concentran a su vez en cuatro categorías, que son gastos de seguridad social, de asistencia social, relacionados al ahorro y relacionados a la educación.

El documento explica que el beneficio que representan las deducciones personales se concentra en los contribuyentes de mayor capacidad económica.

De acuerdo con estadísticas de las declaraciones anuales de personas físicas para el ejercicio fiscal 2018, los contribuyentes ubicados en el décimo decil de ingresos concentraron 79.9% del total de deducciones personales, mientras que aquellos del primer decil sólo representan 0.1% del monto total deducido.

Lo anterior deriva de la combinación de dos efectos: la alta concentración de los conceptos de gasto deducibles entre las personas de mayores ingresos y, por otro, a que estos contribuyentes tienen mayor interés en presentar su declaración anual, mientras que en su mayoría las personas con ingresos menores no están obligados a presentarla.

Por ello, señala el documento, no ejercen su derecho aun cuando hubieran podido aplicar deducciones personales.

Es así como el 10% de la población con mayores ingresos concentra entre 67.5% y 97.5% del total de los diferentes conceptos de gasto deducibles.

La deducción con mayor concentración es la de donativos, seguida por la de primas de seguros de gastos médicos y por la de transportación escolar obligatoria. En todos esos casos, más del 90.4% del monto deducido corresponde al decil de mayores ingresos.

En promedio, el monto de la deducción aplicada del primer decil es proporcionalmente alto respecto de su límite, una proporción decrece conforme se incrementa el nivel de ingresos.

Así, se puede observar que los contribuyentes de menores ingresos tienen una mayor restricción al momento de aplicar sus deducciones personales, ya que el factor vinculante de su límite global es el ingreso.