gasolinazo

15 de abril 2022 | 5:00 am

Advertisement

Rodrigo A. Rosales

La inflación acumulada al primer trimestre del 2022 fue la más elevada en el último lustro, derivado del alza en los precios de energéticos, como la gasolina. 

El Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC) registró una tasa acumulada de 2.43% a marzo de este año, la variación más elevada para un mismo periodo de comparación desde el 2017, cuando fue de 2.92%.

Al igual que en 2017, la gasolina fue uno de los factores con mayor impacto en el bolsillo de los hogares mexicanos.

En enero de ese año comenzó la liberalización del precio de las gasolinas y el diésel, por lo cual la inflación acumulada de la gasolina de alto octanaje (Premium) al primer trimestre llegó a 20.33%, mientras que la de bajo octanaje (Magna) llegó a 14.95%.

Recuperación de la demanda e invasión rusa

En 2022, el alza de la gasolina se debe a la recuperación de la demanda y al impacto que está generando en los precios del petróleo la invasión de Rusia a Ucrania.

Los precios de la gasolina Magna crecieron 4.78% en el acumulado de los primeros tres meses del año, en tanto que los de la gasolina Premium lo hicieron en 3.66%.

El hecho de que estas tasas no fueran tan elevadas como en 2017 se debe al efecto del estímulo del IEPS a gasolinas; sin embargo, la incidencia en la inflación general de este combustible en el país sí fue alta.

Tan solo en enero del 2022, la gasolina Magna aportó 14.1% de la inflación mensual total; en febrero, su contribución fue de 6.3%, mientras que en marzo llegó a 10.1%.

El promedio trimestral de la incidencia, que se refiere a la contribución en puntos porcentuales de cada componente del INPC a la inflación general, fue de una décima parte del nivel total.

Lo anterior significa que la gasolina fue uno de los bienes que más afectó el gasto de las familias mexicanas.

Limón y gas LP, en la cima

En el primer trimestre del año, el limón registró la mayor inflación acumulada, con una variación de 85.95%, aunque esta variación se debe, como en años anteriores, a un efecto estacionario (por temporada).

En los meses de febrero y marzo, el gas doméstico LP fue el genérico que más incidencia presentó en la inflación nacional.