16 de marzo 2022 | 12:29 pm

Advertisement

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) incrementó este miércoles en 25 puntos base la tasa de referencia para ubicarla en un rango de entre 0.25% a 0.50% en línea con las expectativas del mercado.

Tras dos días de reunión, el Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) decidió subir la tasa por primera vez desde 2018. El banco central recortó la tasa a mínimos históricos de 0 a 0.25% en 2020 a fin de hacer frente a la crisis sanitaria y económica por la pandemia.

Además, la Fed reconoció que el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania está causando enormes dificultades humanas y económicas, por lo que las implicaciones en Estados Unidos son inciertas.

En el corto plazo es probable que la invasión y los eventos relacionados generen una presión adicional al alza sobre la inflación y pesen sobre la actividad económica

dijo la Fed

La decisión se dio con el voto disidente de James Bullard, quien se inclinó por un incremento de 50 puntos base a la tasa.

También lee: ¿Qué pasará con las bolsas y el peso tras la decisión de la Fed? 

Persisten presiones inflacionarias

Sobre estas presiones inflacionarias, la Fed estima que al cierre del año se ubique en 4.3%, por encima al 2.6% proyectado en el reporte anterior.

Tan solo en febrero la inflación se aceleró a 7.87%, su mayor nivel para un mismo mes desde 1981, según la Oficina de Estadísticas Laborales del Departamento de Trabajo de la Unión Americana.

La inflación sigue siendo elevada, lo que refleja los desequilibrios de oferta y demanda relacionados con la pandemia, precios más altos de la energía y presiones de precios más amplias

consideró el banco central

En materia de crecimiento económico, la estimación del Producto Interno Bruto (PIB) tuvo un recorte a 2.8% este año, menor al 4.0% esperado previamente. Y para 2023 la economía tendría una expansión de 2.2%.

Para el mercado laboral el banco central precisó que “la creación de puestos de trabajo ha sido fuerte en los últimos meses y la tasa de desempleo ha disminuido sustancialmente”.

Se estima que al cierre del año la tasa de desocupación se ubique en 3.5%, desde el 3.8% registrado en febrero.

El Comité aseguró que continuará monitoreando el panorama económico y “está preparado para ajustar la postura de la política monetaria según corresponda si surgen riesgos que podrían impedir el logro de los objetivos”.