Fed. Foto: Reuters

19 de marzo 2021 | 9:35 am

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) confirmó este viernes que un mecanismo para dar facilidades de crédito a empresas y hogares debido a la crisis económica causada por la pandemia de COVID-19 expirará el 31 de marzo.

“Para atenuar las tensiones en el mercado del Tesoro debido a la pandemia del COVID-19 y promover préstamos a los hogares y las empresas”, la Fed modificó temporalmente los requerimientos de capital, recordó el banco central en un comunicado.

En mayo de 2020, la Fed excluyó temporalmente tanto los bonos del Tesoro como los depósitos del banco central de la regla conocida como ratio de apalancamiento suplementario, con el fin de promover los préstamos bancarios.

La derogación de las limitaciones debía expirar en diciembre, pero la Fed decidió prolongar esta facilidad durante tres meses para dar tiempo a la recuperación económica tras un alza de contagios de COVID-19 a finales del año pasado.

La decisión de este viernes significa que los bancos tendrán que volver a mantener una reserva adicional de capital para absorber posibles pérdidas en esos activos.

Funcionarios de la Fed señalaron que confían en que el vencimiento de la exención no afectará a la liquidez en el mercado de valores del Tesoro ni cause perturbaciones en el mercado de bonos, pues los grandes bancos cuentan con niveles de capital elevados.

Sin embargo, debido al reciente aumento en la provisión de reservas del banco central y a la emisión de bonos del Tesoro, la Fed dijo que podría ser necesario revisar la calibración de la ratio para evitar que se desarrollen tensiones que podrían limitar el crecimiento económico y socavar la estabilidad financiera.

El banco central indicó que revisará la normativa ante la preocupación de que ya no funcione como es debido como consecuencia de la estrategia monetaria de emergencia que ha adoptado ante la pandemia.

El Comité Federal de Mercado Abierto (FOMC) de la Fed se comprometió esta semana a seguir aplicando un estímulo monetario agresivo, afirmando que un repunte de la inflación a corto plazo sería transitorio dentro de las previsiones que apuntan al mayor crecimiento económico de Estados Unidos en casi 40 años, durante 2021.

Con información de Reuters y AFP