Fed lanza facilidad FIMA (Getty Images)

16 de junio 2021 | 1:18 pm

La Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) revisó al alza su estimación de inflación para el cierre del año y también prevé que la tasa de referencia se ubique en un rango entre 0.50 a 0.75% al cierre de 2023.

Tal como lo esperaba el mercado, el banco central mantuvo sin cambios su tasa de interés, en un rango de entre 0 y 0.25% y se mantendrá hasta que vean una mejora en el mercado laboral y en la inflación, cuyo objetivo es de 2%.

Para el cierre de 2021, la Fed estima que la inflación cierre en 3.4%, mayor al 2.4% pronosticado en marzo.

“La inflación ha aumentado, debido en gran parte a factores transitorios. Las condiciones financieras generales siguen siendo acomodaticias, reflejando en parte las medidas de política para respaldar la economía y el flujo de crédito a los hogares y empresas estadounidenses”, planteó la Fed.

En este sentido, la Fed refrendó su postura de lograr una inflación moderadamente superior al 2% durante algún tiempo para que la inflación promedie el 2% a lo largo del tiempo.

El ente monetario destacó el progreso en las vacunas que han reducido la propagación del COVID-19 en Estados Unidos, lo cual se refleja en los indicadores de actividad económica así como el fortalecimiento del mercado laboral. En mayo, la tasa de desempleo bajó a 5.8%.

Aunque algunos sectores padecen los efectos de la crisis, estos han mejorado, agregó el banco central.

“La Reserva Federal se compromete a utilizar su gama completa de herramientas para respaldar la economía de Estados Unidos en este momento desafiante, promoviendo así sus objetivos máximos de empleo y estabilidad de precios”, subrayó la Fed.

Además seguirá aumentando sus tenencias de valores del Tesoro en al menos 80,000 millones de dólares por mes y de valores respaldados por hipotecas de agencias en al menos 40,000 millones por mes hasta que se haya logrado un progreso sustancial adicional hacia el empleo e inflación.

Entre otros cambios, la Fed también mejoró su expectativa de crecimiento de 6.5% a 7%, según su reporte publicado este miércoles.

Extiende líneas de liquidez

La Fed también anunció la extensión de sus líneas swap de liquidez en dólares estadounidenses con nueve bancos centrales hasta el 31 de diciembre de 2021.

Estos acuerdos se anunciaron por primera vez el 19 de marzo de 2020 para aliviar las tensiones en los mercados globales de financiamiento en dólares como resultado del COVID-19 y mitigar el efecto de tales tensiones en la oferta de crédito a hogares y empresas, tanto a nivel nacional como en el exterior.

“Las extensiones de la instalación hasta marzo de 2021 y posteriormente hasta septiembre de 2021 se anunciaron el 29 de julio de 2020 y el 16 de diciembre de 2020, respectivamente”, recordó la Fed.

Con esta extensión de las líneas de swap se ayuda a mantener las mejoras en los mercados globales de financiamiento en dólares estadounidenses al servir como un importante respaldo de liquidez.

Estas líneas de swap permiten la provisión de liquidez en dólares estadounidenses por montos de hasta 60,000 millones.

Los bancos centrales con los que se extiene la línwa swap son Banco de México, el Banco de la Reserva de Australia, el Banco Central do Brasil, el Banco de Corea, la Autoridad Monetaria de Singapur y el Sveriges Riksbank de Suecia.

Por 30,000 millones de dólares, la Fed tiene acuerdo con el Danmarks Nationalbank (Dinamarca), el Norges Bank (Noruega) y el Banco de la Reserva de Nueva Zelanda.