28 de julio 2021 | 12:44 pm

 La crisis económica por el COVID-19 redujo los ingresos del 90% de los hogares en México y los únicos que vieron un aumento fueron aquellos con menores ganancias, según los resultados de la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH) 2020 que elaboró el Inegi.

Divididos en deciles, los hogares con mayores ingresos —aquellos que se ubican en el decil X— tuvieron una caída de 9.2%, a 163,282 pesos en promedio por trimestre, es decir, 54,427 pesos al mes en promedio. 

Mientras que los ingresos del decil I —de menores ingresos— vieron un aumento en sus ingresos por 1.3%, a 9,938 pesos en promedio al trimestre, que al mes son 3,313 pesos, fenómeno que puede resultar de transferencias de programas gubernamentales.

Los 9,938 pesos promedios al trimestre son aproximadamente 49 pesos diarios por perceptor o 110 pesos por persona.

Tenemos hogares que tradicionalmente no pertenecían a este primer decil y que por lo general estaban en el tercero o cuarto, pero que por la pérdida de sus ingresos se ven posicionados en el primer decil. Lo identificamos por el nivel de educación, que es mayor a lo tradicional en este primer decil, así como la propiedad de vehículos,

destacó el director general de Estadísticas Sociodemográficas, Édgar Vielma

Por ejemplo, los ingresos de profesionales con estudios completos o incompletos cayeron 34,842 pesos trimestrales, desde 40,004 pesos.

Desde una perspectiva general, los ingresos de los hogares cayeron 5.8%, a 50,309 pesos en promedio por trimestre.

En localidades urbanas el ingreso fue de 54,957 pesos, menor en 8%; mientras que en localidades rurales el ingreso fue de 33,405 pesos, un alza de 3.6%.

“El 78.4% de los hogares se concentran en localidades urbanas y el 21.6% en rurales”, de acuerdo con el Inegi. En las zonas urbanas es donde se observa la pérdida de empleo que representa el 68% del ingreso de los hogares.

De acuerdo con el instituto a cargo de Julio Santaella, hay 35.7 millones de hogares, 3.9% más que en la ENIGH 2018 y el periodo de levantamiento fue del 21 de agosto al 28 de noviembre de 2020.