Pemex barril petroleo

8 de junio 2022 | 5:00 am

Advertisement

La intención del gobierno mexicano de evitar a toda costa un incremento abrupto en el precio de la gasolina impedirá que Petróleos Mexicanos (Pemex) “saque jugo” del aumento en el precio del barril de crudo, advirtieron analistas. 

Si bien Pemex recibirá más ingresos por la mezcla mexicana que exporte, los recursos serán utilizados para cubrir el faltante que se recauda mediante el Impuesto Especial Sobre Producción y Servicios (IEPS). 

El excedente del petróleo se está usando para el subsidio de las gasolinas, se está aprovechando para tratar de reducir las presiones inflacionarias 

comentó a EL CEO, Ana Azuara, especialista del mercado de commodities de Banco Base. 

Puedes leer: Pemex: alza en precios dispara a 80.6% el valor de las exportaciones de petróleo en abril

Hacienda cumplió, el pasado viernes 3 de junio, trece semanas sin cobrar el IEPS a la gasolina Magna, Premium y el Diésel.

Tan solo en abril, por no cobrar el impuesto, la dependencia dejó de captar 542.5 millones de pesos. 

“Esos excedentes se está usando para que los precios de la gasolina no suban más de lo que han subido”, mencionó Azuara. 

La analista dijo que el gobierno quiere evitar que los precios de las gasolinas afecten a los consumidores. 

“Considero que es un tema político que traten de bajar los precios para evitar las protestas que genera un aumento en el precio de la gasolina”, manifestó. 

Agregó que el estímulo fiscal al IEPS deja ‘tablas’ los ingresos que vienen del petróleo, por lo que no hay espacio para que se usen en otra cosa.

No te pierdas:  IEPS a gasolina, el lastre de Hacienda pese a mayores ingresos petroleros

Pemex podría reducir deuda

Los precios de la gasolina serían mayores si el gobierno no llevara 13 semanas sin cobrar el IEPS. Sin embargo, cuando los ingresos petroleros se usan para cubrir ese faltante, Pemex deja ir oportunidades para comenzar a desendeudarse.

“Con los ingresos excedentes, definitivamente Pemex podría reducir la deuda e invertir para ser más eficiente, pero para el gobierno es prioritario que la inflación no suba más y que los consumidores no estén tan descontentos ” aseveró Ana Azuara.   

En contraste, el WTI de Estados Unidos concluyó la jornada de ayer con un aumento de 1.26% para ubicarse en 119.99 dólares, mientras que el Brent del Mar del Norte ganó 1.28% para quedarse en 121.04 dólares por barril, de acuerdo con datos de Bloomberg.

 

La mezcla mexicana de exportación cerró en 113.59 pesos por barril ayer 7 de junio, mientras que el precio promedio de la gasolina magna, la de mayor venta, fue de 21.73 pesos por litro, y de 23.76 la Premium, según datos de la consultoría Petrointelligence.

Apoyo a precios bajos

Luis Andrade, analista del sector energético y académico de la Universidad La Salle, manifestó que el gobierno tiene un acuerdo con las gasolineras (el estímulo fiscal complementario) para tener un precio bajo. 

Creo que se deben mantener los precios bajos de la gasolina, porque si sube inmediatamente, va a subir el costo de transporte de las empresas, algunos insumos y todos los bienes del mercado 

declaró el analista. 

Descartó que sea descabellado que Hacienda siga sin cobrar el IEPS de las gasolinas porque indirectamente sí hay beneficio al controlar algunos precios.

Los precios tan altos de la gasolina serían mucho más altos si se cobrara el IEPS. Eliminarlo durante poco más de tres meses ha representado una contención y un apoyo indirecto para las empresas. 

Con IEPS, el aumento de la gasolina lo sufrirían los transportistas, los pequeños comerciantes, y el daño se sumaría a la afectación del cierre de negocios que generó la pandemia.

“Los costos al final los absorbe el consumidor, siempre que al empresario le suban el precio de los insumos ya sea por impuestos o costos de producción, todo se translada al consumidor”, concluyó.

Te puede interesar: Hacienda extiende estímulo fiscal a la gasolina al 10 de junio; no cobrará el IEPS