6 de octubre 2020 | 1:35 pm

La crisis económica que ha generado la pandemia del COVID-19 es una oportunidad para replantear la estructura del federalismo que existe en el país, donde los estados y municipios se han visto afectados por la caída en los ingresos tributarios.

 Es una gran oportunidad para reflexionar con gran responsabilidad sobre los temas centrales del federalismo que nos permita avanzar hacia una sociedad más equitativa y hacia un país con menores desigualdades,

 dijo el secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Arturo Herrera.

La pandemia ha evidenciado la debilidades estructurales que permanecen en el sistema federalista y que están relacionados con los temas que  se deben enfrentar en materia de salud, en reducir la dependencia de los ingresos petroleros y de mejorar la distribución de los ingresos, enfatizó al comparecer en el Senado de la República con motivo de la glosa del Segundo Informe de Gobierno y del Paquete  Económico 2021.

El funcionario aseguró que, pese a la crisis que vive el país y el efecto que tiene sobre los ingresos, los estados y municipios seguirán recibiendo mayores transferencias del Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas (FEIEF).

 Al día de hoy se han transferido 47,000 millones de pesos  y mañana entrarán a las arcas subnacionales 7,800 millones de pesos adicionales del FEIEF,

 expuso Herrera frente a senadores y senadoras.

Estas transferencias se realizarán con el fin de mitigar los problemas de liquidez que puedan tener algunos estados y municipios por la crisis generada por la pandemia del COVID-19.

A partir de julio se modificó el reglamento de la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria y las reglas del FEIEF para poder hacer aportaciones mensuales y al 100% a las entidades federativas, detalló Herrera.

“Con estas medidas se cubrirá prácticamente la caída de las participaciones federales y se asegura que no habrá un problema de liquidez  con estas transferencias”.

Los estados y municipios percibieron 582,532.4 millones de pesos durante los primeros ocho meses del 2020, lo que significó una caída del 9.8%, respecto del mismo periodo del 2019.

Si solo se considera el mes de agosto, los estados percibieron ingresos por 62,958.3 millones de pesos, lo que implicó una caída anual del 16% en términos reales, de acuerdo con datos de la SHCP.

Herrera comentó que desde este año se transfirió a los estados la administración del 100% del ISR por enajenación de bienes inmuebles con el fin de establecer los incentivos económicos adecuados en materia de recaudación y control de obligaciones.

En el Paquete Económico se propone que casi un 30% del gasto se dirija a estados y municipios, es decir, un monto equivalente a 1.8 billones de pesos, lo que representa más del 50% de la Recaudación Federal Participable, que es con lo que se financia el ramo 28.