nuevo máximo petróleo

19 de julio 2021 | 5:00 am

Petróleos Mexicanos (Pemex) carece de experiencia y cuenta cada vez con menos equipo para extraer el crudo de aguas semiprofundas que se encuentra en el yacimiento Zama y que le encomendó la Secretaría de Energía (Sener) a inicios de julio. 

La falta de experiencia de la empresa productiva del estado augura a que la decisión de la Sener se realizó de manera discriminatoria o discrecional, lo que puede abrir la puerta a un nuevo y largo  ciclo de litigios, comentaron expertos en el sector energético.

Para empezar, Pemex nunca ha operado un pozo con esa profundidad. No tiene experiencia. El 90% del tipo de roca que Pemex está acostumbrado a operar son carbonatos. En el caso de Zama es otro tipo de formación de roca, de la cual Talos Energy sí tiene experiencia

 comentó Guillermo García Sánchez, catedrático de la Escuela de Leyes de la Universidad de Texas.

 

Talos ha invertido alrededor de 320 millones de dólares en Zama, por lo que tiene dos opciones: confiar en la capacidad de Pemex para operarlo y defenderse bajo recursos legales para tratar de revertir la decisión de Sener o bien, iniciar un litigio internacional, expuso.

Una vía legal puede ser el Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) que le permitiría a la firma estadounidense, Talos, iniciar un  litigio contra el Estado mexicano, por los recursos que ya invirtió.

 

Cuando una empresa del tamaño de Talos se va a litigio internacional es para recuperar sus gastos y el daño generado a sus inversiones, aunque el proceso puede tardar en resolverse entre 10 y 15 años

 

Los equipos de perforación de Pemex (incluyen exploración y producción) disminuyeron 67.6% en los últimos ocho años, al pasar de 154 en mayo del 2013 a 50  al cierre de mayo del 2021. Solo en aguas someras registraban nueve equipos, de acuerdo con el Sistema de Información Energética.

 

El descubrimiento de Zama

En el 2015, en la primera licitación de 14 áreas contractuales -Ronda 1- uno de los ganadores fue el consorcio Talos (conformado por las empresas Talos, Wintershall DEA y Premier Oil), la cual dos años después descubrió Zama.

Después entró en un programa de evaluación para delimitar cuánto medía el yacimiento y cuánto se extendía a lo largo y profundo. Ahí, Talos perforó dos pozos delimitadores y asumió que ese yacimiento se extendía más allá del área contractual, es decir, hacia un área de asignación de Pemex, explicó Sergio Pimentel, ex comisionado de la Comisión Nacional de Hidrocarburos.

Talos realizó el aviso a la Sener y la dependencia a cargo de Rocío Nahle solicitó a la Comisión Nacional de Hidrocarburos (CNH) un dictamen para determinar si el descubrimiento formaba parte del yacimiento que se le había asignado a Pemex.

La CNH concluyó que se trataba de un yacimiento compartido y que lo siguiente era que las partes involucradas se pusieran de acuerdo para aprovechar, explotar y extraer los recursos de la mejor manera a largo plazo en condiciones rentables. Sin embargo, Talos y Pemex no llegaron a un acuerdo, mencionó el ex comisionado.

Pimentel comentó que Zama fue un descubrimiento que estuvo en el “Top 5” a nivel mundial en términos de volumen en el 2017.

Estamos en el 2021 y no se está aprovechando ese yacimiento, no se está extrayendo el petróleo que ahí está

 

Confían en nuevo acuerdo con la Sener

Pemex, Talos y la Sener aún pueden discutir quien está en mejores condiciones para operar Zama y de obtener los mayores niveles de rentabilidad, pues de no hacerlo se desaprovechará la extracción de petróleo.

García Sánchez sostuvo que en otros países generalmente se elige como operador a aquel que tiene la mayor experiencia en el tipo de pozo, y en el tipo de profundidad concretamente.

“En el caso de Zama, aunque se llaman aguas someras, realmente nos estamos acercando a aguas profundas. Son 168 metros de talud de agua para perforar. En el pozo más exitoso de Pemex, de aguas someras, son 120 metros, y más o menos opera entre 44 y 60 metros”, detalló.

Talos Energy manifestó su decepción con la repentina decisión de la Sener, con lo que explorará todas las acciones legales y estratégicas para maximizar el valor para sus accionistas.

Para Rosanety Barrios, analista del sector “las autoridades deben vigilar que los mexicanos tengan las mejores condiciones de seguridad respecto a que el petróleo sirve para mejorar el nivel de vida”.