Inflación subyacente no cede (Foto: Getty Images)

24 de enero 2020 | 5:00 am

A pesar de la política monetaria restrictiva de Banco de México, la inflación subyacente, aquella que que elimina los precios más volátiles, aún no ha sido domesticada por completo.

En la primera quincena de enero, la inflación general subió 0.27% y a tasa anual se ubicó en 3.18%, la más alta de 10 quincenas, aunque dentro del rango del banco central. La inflación subyacente, que es la guía principal para las decisiones de Banxico, alcanzó una tasa anual de 3.73% y la no subyacente de 1.60% anual.

De acuerdo con Alejandro Saldaña, economista de Ve por Más, el alza del componente subyacente fue presionado por una actualización, mayor a la usual, en el precio de las mercancías, posiblemente derivado de los cambios fiscales que entraron en vigor este año.

El Congreso de la Unión autorizó la actualización para las cuotas del Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a cigarros y bebidas saborizadas. El IEPS para tabacos pasó a 0.4944 pesos por cigarro y el de bebida a 1.2616 pesos por litro.

El rango objetivo de Banxico para la inflación es de 3% +/- 1%, y desde finales de 2016 la inflación subyacente mensual ha promediado en 4.01%.

“En nuestra opinión, la persistencia de la inflación subyacente, que alcanza nuevamente niveles de 3.7%, seguirá siendo una fuente de preocupación, especialmente en el contexto de una economía muy débil”, dijeron analistas de Citibanamex.

Por lo que si el alza sigue para todo el mes de enero, podría reforzar la visión de gran parte de la Junta de Gobierno de Banxico que considera que la tasa de interés no puede reducirse de manera más acelerada.

Los datos comenzarán a generar dudas entre los agentes de mercado sobre el ritmo en el recorte a las tasas de interés en México, con riesgos locales para la inflación aún visibles en el horizonte

escribieron economistas de Intercam.

En tanto, el aumento del no subyacente responde al comportamiento de los precios internacionales del petróleo que terminan por afectar a combustibles como la gasolina, además el IEPS para gasolinas y diésel también tuvo ajustes al alza.

Un reporte de Kantar Worldpanel México, que analiza los hábitos de consumo de 8,500 familias, arrojó que, al hacer un análisis con respecto a otros años, en la mayoría de los hogares se mantienen los viajes de compra estables, pero en enero el ticket ha caído entre 5 y 6%; mientras que del 100% de las categorías de productos que analiza, 78% registra un gasto menor durante enero en comparación al resto del año

“No todo va a la baja, hay productos que durante esta época del año se ven favorecidos por el clima, por ejemplo, las bebidas calientes como chocolate de mesa y harinas para atole que gozan de su mejor temporada.

Adicional, hay que considerar que hay más gastos administrativos al iniciar el año y que además varios servicios y productos incrementan de precio”, dice el reporte

Saldaña espera que la inflación sea temporal y se mantenga dentro de la meta de Banxico durante el año; pero indica que, ante la materialización de algunos riesgos al alza para los precios y un alto grado de incertidumbre, el banco central reduciría la tasa objetivo con cautela y prudencia.