Calificación soberana de México (Pixabay)

8 de diciembre 2020 | 2:05 pm

Por Miguel Moscosa y Mario Calixto

Las perspectivas sobre la economía mexicana en 2021 mejoraron e incluso el país mantendrá el grado de inversión, no obstante, enfrentará riesgos que puedan mermar su crecimiento tras el impacto de la pandemia, dijeron este martes directivos de Barclays México. 

Inversionistas institucionales, cautelosos hacia 2021

De acuerdo con la institución financiera, el Producto Interno Bruto (PIB) del país repuntará 4.5% en 2021, mejor al alza de 3.0% pronosticada previamente. El rebote podría ser de hasta 6%, pero está sujeto al comportamiento de sectores claves.

La economía podría crecer hasta 5 o 6%. Estamos siendo cautelosos y mucho vendrá de la recuperación de estos sectores (servicios) que han sido sensibles a la pandemia (…) El consumo va a ser el principal factor de crecimiento por el lado de la demanda

dijo Marco Oviedo, jefe de investigación Económica para América Latina de Barclays.

Mientras que su pronóstico para 2020 se mantuvo en una contracción de 8.8%. 

Banco de México prevé un crecimiento de 3.3% en 2021

Precios al consumidor

Sobre la inflación, Oviedo comentó que al cierre de año se ubicará en 3.8% y en la segunda mitad de 2021 se espera que se desacelere hasta 3.4%.

En la primera quincena de noviembre, la inflación se ubicó en 3.43%, menor al 4.09% que registró en la segunda quincena de octubre, principalmente por el impacto de rebajas en el Buen Fin, que este año duró 12 días.

Con este escenario, el banco central aún tiene espacio para continuar con los recortes a la tasa de interés de referencia, pero el jefe de investigación Económica para América Latina de Barclays estima que la siguiente baja será hasta 2021.

“Quizá se abra una ventana para seguir recortando (la tasa de referencia) siempre y cuando la inflación caiga”, dijo Oviedo.

El optimismo llega también a la calificación crediticia de México, pues pronostica que el país mantendría el grado de inversión.

No esperamos una baja en la calificación en los próximos meses. El reto del gobierno es cómo manejar las presiones financieras de Pemex. No hay en el presupuesto un plan de capitalización, en caso de ser necesario, aunque creemos que es posible financiarlo

comentó Oviedo.

En la escala de S&P la nota soberana del país está en ‘BBB’ con perspectiva negativa; con Moody’s ‘BAA1’ igual con perspectiva negativa, y con Fitch Ratings en ‘BBB-‘ y perspectiva estable.

Los impactos

La recuperación económica del país dependerá de algunos factores, como qué tan rápido se recuperará la inversión que se encuentra a la baja, no solo la inversión pública sino también la inversión privada.

¿Cuál es la perspectiva de BlackRock para 2021?

La Inversión Extranjera Directa (IED) cayó 9.9%, en los primeros nueve meses del año, comparado con el mismo lapso del año anterior, de acuerdo con datos de la Secretaría de Economía.

Si bien Barclays ve más riesgos al alza que a la baja, es necesario que se recuperen las empresas enfocadas a consumo discrecional, principalmente turismo y consumo básico, entre otros sectores, para que impulse a la economía, de acuerdo con Benjamin Theurer, director y responsable de la oficina de investigación de renta variable de México.