Economía México 2020

2 de abril 2020 | 2:58 pm

Barclays, el banco británico de inversión, actualizó este jueves su expectativa de contracción para la economía mexicana, y ahora espera una caída del Producto Interno Bruto de 5.0%, desde su expectativa previa de -2.0%.

Esta es la segunda ocasión en el año que Barclays recorta su expectativa para la economía mexicana.

El gobierno ha reaccionado a la pandemia declarando un cierre nacional, pero todavía no hay apoyo fiscal (u otras medidas de estabilización) a la vista. Datos recientes sugieren que se podría ver un impacto en las exportaciones en abril, y el sector de servicios ya está sufriendo en marzo

dijo Barclays en un reporte.

Agrega que, es probable que los esfuerzos fiscales del gobierno se centren en mantener sólidos a Pemex y a los programas sociales, sin estímulos y con opciones fiscales limitadas, de ahí su nuevo estimado.

Por otro lado, también espera una política monetaria más laxa, y ve que Banco de México puede reducir su tasa de interés en 50 puntos base en la reunión de abril y otros 50 puntos en mayo a la luz de una inflación más baja y una mayor brecha de producción.

De acuerdo con los economistas de Barclays, actualmente la inflación no es un problema, por lo que esperan acciones de política monetaria más agresivas.

“Estimamos que la inflación disminuirá más rápidamente a la luz de este choque a la demanda, combinado con precios más bajos de la gasolina. En particular, la inflación subyacente podría alcanzar el 3.0% en junio”.

Por lo tanto, estiman un ciclo completo de relajación de 200 puntos base, lo que dejaría la tasa de política en 4.50% para septiembre.

Después de ver los Pre-Criterios Generales de Política Económica, Barclays indica que, al parecer, la prioridad fiscal será Pemex si no hay cambios importantes en las perspectivas fiscales, y hasta ahora parece que no se implementará un estímulo fiscal y los esfuerzos de las políticas se concentrarán en mitigar los efectos de la crisis en la petrolera, debido a los precios históricamente bajos del petróleo.

“Esperamos apoyo adicional del gobierno federal para la compañía a través de más capitalización. También creemos que el gobierno intentará proteger los programas sociales creados por el presidente, como la pensión universal a las personas mayores. En nuestra opinión, durante esta crisis, Pemex probablemente será la prioridad de la administración de AMLO, por lo que los gastos podrían reducirse aún más”.