17 de marzo 2022 | 5:00 am

Advertisement

La incertidumbre que genera el conflicto bélico entre Rusia y Ucrania aumenta las posibilidades de un panorama con mayores niveles de inflación y un aumento en las tasas de referencia por parte de los bancos centrales.

El primer paso lo dio la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos al subir la tasa de referencia en 25 puntos base a un rango de 0.25% a 0.50%, un ritmo que se espera se mantenga y cierre el año en un rango de 1.75% a 2.0%.

Con esta referencia y con una desaceleración de la economía estadounidense, Banco de México (Banxico) podría elevar la tasa de referencia hasta en 7.50% al cierre del 2022, es decir, 150 puntos base más desde el nivel actual de 6%, coincidieron especialistas.

Y ahí ya no será la Fed, es la guerra en Ucrania y la subida de los precios tanto en energía como en alimentos lo que abre la puerta para que la subida no sea de 50, sino de 75 puntos base

dijo Felipe Hernández, economista para Latinoamérica de Bloomberg Economics.

También lee: Heath planteó subir la tasa en 75 puntos base la tasa de referencia en la última reunión de Banxico

Según la Fed, la inflación en Estados Unidos cerraría el año en 4.3%, desde el 7.87% que registró en febrero. Banxico estima que para el último trimestre del año, la inflación promedie 4.0%. Hasta febrero, el componente general fue de 7.28%.

Durante los primeros dos meses del año hemos observado que las presiones inflacionarias continúan, sobretodo en el índice subyacente. Eso es un elemento que nos hizo revisar nuestras expectativas de tasas de interés, y a eso hay que añadirle los efectos provocados por la invasión de Rusia a Ucrania

dijo en entrevista la directora de análisis económico de Casa de Bolsa Finamex, Jessica Roldán.

Menor crecimiento en EU y su impacto en México

El comunicado de la Fed llegó acompañado de nuevas expectativas para la economía estadounidense y la de mayor relevancia fue sobre el Producto Interno Bruto (PIB), que tuvo un recorte de 4.0% a 2.8% para este año.

Y al ser Estados Unidos el principal socio comercial de México, las estimaciones de este lado también se nublan, principalmente por su cercanía en materia de intercambio.

Implica un menor dinamismo por parte de la demanda externa y, por ende, las exportaciones pueden afectarse. Muy probablemente el crecimiento (de México) llegue por debajo de 2%

sostuvo Roldán.

La estimación puntual del PIB para este año es de 2.4%, según Banxico, pero ante las bajas expectativas en Estados Unidos, la economía mexicana podría crecer menos de lo esperado.

 

Hernández dijo que esa es la principal preocupación para la economía mexicana: una desaceleración en Estados Unidos, que merma las proyecciones.

Creemos que el principal riesgo es que la economía americana se desacelere. Las proyecciones de la Fed muestran que va a crecer menos, pero lo peor es que se desacelere aún más

según Hernández

Esto, aunado a que no hay señales de ampliar las opciones para fortalecer el crecimiento desde el exterior, donde la demanda externa y las exportaciones son el único motor para impulsar la economía.

Actualmente, el consenso del mercado apunta a un crecimiento de 2% este año, según la encuesta más reciente de Citibanamex.

Advertisement