13 de noviembre 2020 | 5:00 am

La trayectoria de la inflación provocó que Banco de México apretara el botón de pausa al ciclo de recortes en la tasa de interés y que la mantuviera en 4.25%, tal como la dejó en la reunión del pasado 24 de septiembre, un nivel no visto desde agosto del 2016.

Si bien aún queda una última reunión de la Junta de Gobierno el próximo 17 de diciembre, analistas financieros consideran que la fase de reducción de tasas se reactivará hasta el 2021.

 La Junta de Gobierno sugiere que el espacio sigue abierto pero desde mi punto de vista creo que la pausa va a durar hasta finales del primer trimestre o el segundo trimestre del año que entra

 dijo Jessica Roldan Peña, directora de análisis económico de Finamex.

Al cierre de octubre, la inflación se aceleró a 4.09% tocando su nivel más alto desde mayo del 2019, además sumó tres meses fuera del rango objetivo de Banxico de 3% +/- un punto, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En los últimas minutas del banco central, se notaba que la Junta de Gobierno estaba dividida en dos grupos, los que apoyaban más recortes y los que decían que el espacio era muy limitado para continuar con las reducciones.

Llama la atención, que uno de los miembros que quería bajar la tasa, ahora cambió de parecer; entonces, la pregunta es ¿qué pasó en este mes y medio que hizo que su deseo de continuar bajando cambiara?, planteó la analista de Finamex.

“En Finamex esperamos que la inflación baje para la segunda mitad del año que entra. Esta pausa de Banxico lo que hace es reforzar que la inflación baje en el futuro, no en este año”.

Luis Gonzalí, vicepresidente y senior de portafolio manager de Franklin Templeton comentó que mientras  no vean señales de que la inflación subyacente pueda bajar, se van a mantener con la tasa de 4.25%.

Van a tener que bajar la inflación subyacente antes de empezar a retomar el ciclo de bajas

Uno de los miembros de la Junta de Gobierno de Banxico prevé que en el horizonte de 12 a 24 meses las inflaciones general y subyacente se ubiquen alrededor de 3%, de acuerdo con la minuta de la reunión del 24 de septiembre.

 

Falta de estímulos fiscales también acota espacio

El poco apoyo por parte de la política fiscal para enfrentar la crisis generada por el COVID-19, también influye en que el banco central tenga acotadas las posibilidades de reducir más la tasa de interés, consideró Gonzalí.

 Banxico está un poco maniatado porque no hay estímulos fiscales, han tenido más el peso de la responsabilidad de la reactivación, entonces, no creo que sea una preocupación mínima,

 apuntó Gonzalí. 

Además de reducir la tasa de interés de  8.25% en agosto del 2019 a 4.25% para ayudar a la economía mexicana, el banco central implementó diversas acciones para brindar mayor liquidez a los mercados financieros, expuso Alejandro Saldaña, economista en jefe de Bx+.

“Nosotros no esperamos cambios en las tasas de interés al menos que veamos de forma clara que la inflación y sus expectativas se empiecen a ajustar a la baja”, agregó Saldaña.

En su última minuta, la mayoría de los miembros de la  Junta de Gobierno coincidió en que la situación de las finanzas públicas del país constituye un factor de riesgo, especialmente en si Petróleos Mexicanos requiera de mayores apoyos por parte del gobierno federal.

Cambios en Banxico y elecciones influirán en reducciones

La reconfiguración que tendrá la Junta de Gobierno de Banxico y las elecciones estatales del próximo año serán parte de los factores que influirán sobre la disminución en la tasa de interés.

El subgobernador, Javier Guzmán Calafell concluirá su cargo el próximo 31 de diciembre y el gobernador de Banxico, Alejandro Díaz de León el 31 de diciembre del 2021, con lo que llegarán dos nuevos integrantes a la Junta de Gobierno.

“Va a ser muy importante quiénes van a  ocupar los cargos para ver qué equilibrio habrá en la Junta de Gobierno, las últimas decisiones de política monetaria han sido por mayoría, sí hay ciertas diferencias en los criterios, con lo que será muy importante el nombramiento del nuevo gobernador y subgobernador”, comentó el analista de Bx+.

Independientemente de a quién se nombre, hay certeza de que Banxico es una institución colegiada y con autonomía, lo cual no va a cambiar, aseguró Saldaña.

En cuanto al proceso electoral, en 2021 habrá 15 cambios de gobierno. También habrá cambios de diputados federales en San Lázaro, cambios de presidencias municipales y alcaldías.

Estados heredarán mayor deuda con cambio a la Ley de disciplina financiera