13 de mayo 2022 | 5:00 am

Banco de México (Banxico) se pronunció por primera vez sobre el Paquete Contra la Inflación y la Carestía (PACIC) al catalogarlo como un ‘riesgo a la baja’ para la inflación, es decir, que el plan que acordó el presidente Andrés Manuel López Obrador con el sector privado sí puede abonar a que la inflación baje. 

Para analistas, si bien Banxico espera que dicho plan tenga un impacto positivo contra la inflación, es poco probable que tenga el efecto deseado.

Los últimos dos (riesgos a la baja) como el ‘efecto mayor al esperado de la brecha negativa del producto’ lo ponen en todos los comunicados y no ha sucedido; además, la economía está tardando en despegar, y ‘un efecto mayor a lo esperado en el paquete’ esperan que ayude en algo, pero es poco probable

dijo Luis Gonzali, director de inversiones en Franklin Templeton.

Para que el efecto del PACIC incida en la desaceleración de la inflación se tendría que dar bajo “un efecto mayor al esperado”, a pesar de que los 24 productos contemplados tienen una ponderación de 13% en el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC).

El especialista señaló que los riesgos a la baja no necesariamente significa que sean menos probable que sucedan, pues desde su perspectiva los dos primeros riesgos a la baja que menciona Banxico son factores que pueden pasar en los próximos meses.

No dejes de leer: Banxico sube tasa a 7.0% con voto disidente de Espinosa

Efecto desaceleraría expectativas

Entre líneas, Banxico espera algo positivo del PACIC y sería mejor para las expectativas, razón por la cual hacen énfasis en “un efecto mayor al esperado”.

Si este fuera mayor (efecto mayor al esperado) entonces es lo que implicaría un riesgo a la baja sobre las proyecciones de inflación que se dieron a conocer

planteó Janneth Quiroz, subdirectora de análisis económico de Monex. 

También lee: Banxico seguirá ruta pese a plan antiinflación de AMLO

Con el panorama sobre mayores presiones inflacionarias, el ajuste al alza pasó de 5.5% a 6.4% para el último trimestre del año y la convergencia a la meta de 3% se alcanzaría hasta el primer trimestre de 2024.

Ante esta serie de revisiones al alza en las últimas decisiones, el exsubgobernador de Banxico, Manuel Sánchez, dijo que el banco central debe estar más pendiente de los datos y que la actualización no sea tan seguida para no caer en errores en la conducción de la política monetaria.

El Banco de México tiene una costumbre de siempre predecir la convergencia (…) Esto ha significado que la convergencia al objetivo de 3% cada vez sea más abrupta y desde mi punto de vista, cada vez menos creíble

dijo hace unos días el exsubgobernador en una conferencia del Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

En otra dirección

Aunque Banxico contemple al PACIC como una medida para hacer frente a la inflación, precisó que la realidad va en otra dirección, por lo que los riesgos están sesgados al alza y deteriorándose.

Ante un panorama más complejo para la inflación y sus expectativas se considerará actuar con mayor contundencia para lograr el objetivo de inflación

según Banxico.

Una primera señal de esta ‘contundencia’, la mandó la subgobernadora Irene Espinosa, que emitió el voto disidente para aumentar la tasa de referencia en 75 puntos base y no en 50 puntos base como el resto de la junta de gobierno.